jueves, 23 de enero de 2020

Una quincena de países advierten a España ante vulneraciones del derecho a libertad de expresión y protesta


GINEBRA.- Una quincena de países han reclamado a España que garantice el derecho de expresión y protesta, durante el examen de derechos humanos de la ONU. Entre estos se encuentran Suiza, Italia, Bélgica, Chipre, Chequia, Islandia y Alemania, que se han mostrado preocupadas por las “restricciones” a la libertad de expresión y reunión pacíficas. 

Berlín ha destacado su preocupación por “la amplía interpretación” del concepto de seguridad nacional en la legislación española, mientras que el gobierno belga ha recomendado en España “tomar medidas” para garantizar el derecho a la reunión pacífica y la libertad de expresión. 
En este sentido, Bélgica, Canadá y Suiza han instado a España a revisar el código penal para proteger estos derechos. Italia, por su parte, ha reclamado medidas adicionales para garantizar la libertad de expresión y reunión y ha reclamado mejorar la investigación de “el uso de la fuerza” por parte de la policía.
También Rusia ha llamado la atención al gobierno español por “intervenciones ilícitas” de las fuerzas del orden. 
Por otra parte, Canadá ha reclamado a España que suprima el delito de injurias a la corona. Además, Estados Unidos han hecho especial incidencia en los “crímenes” contra periodistas y los “ataques” ataques a la libertad de expresión.
El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Martín-Valenzuela, ha defendido este miércoles en la sede de la ONU en Ginebra que la Ley de Seguridad Ciudadana de 2015 “no restringe la libertad de expresión” y “busca salvaguardar el derecho de reunión regulando la intervención de las autoridades cuando la reunión pierde el carácter pacífico” y se usa la violencia contra personas o bienes.
Valenzuela ha encabezado la delegación española que ha viajado a Ginebra para someterse al Examen Periódico Universal (EPU), un mecanismo periódico de supervisión del cumplimiento de los Derechos Humanos por el que pasan todos los miembros de la ONU cada cinco años.
Además, ha argumentado que conceptos indeterminados como el orden público se regulan muy detalladamente, cosa que también es una forma de proteger los derechos humanos. La ley, ha proseguido, “no contiene ninguna habilitación para interferir en las sedes de medios de comunicación”. 
También ha argumentado que España tiene muy pocas normas que regulen la libertad de expresión, cosa que, precisamente, la favorece.
El conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, ha sostenido este miércoles que la ONU ha dado al Estado el “revolcón más duro” en materia de derechos humanos en el Examen Periódico Universal (EPU) de Derechos Humanos. 
En declaraciones a los medios, ha afirmado: “Para nosotros ha sido un día importante, en el que los países del mundo y Naciones Unidas, mediante sus organismos, que son los más importantes del mundo en derechos humanos, han reclamado al Estado español que ponga manos a la obra, inicie el diálogo y que el diálogo político substituya estas vulneraciones de derechos”, ha reivindicado.
España se ha sometido este miércoles en Ginebra, por tercera vez en la historia, al Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, un mecanismo en virtud del cual todos los Estados miembros de Naciones Unidas se someten a una revisión por parte de los demás Estados de sus compromisos, logros y retos pendientes en materia de derechos humanos. 
Los países pasan por este mecanismo cada cinco años (España lo hizo por primera vez en 2010 y posteriormente en 2015), de manera que cada año pasan por el procedimiento 42 países, repartidos en tres sesiones a lo largo del año.

martes, 21 de enero de 2020

Tony Hall, el máximo ejecutivo de la BBC, dejará su cargo en verano


LONDRES.- El hombre más poderoso de la BBC dejará su cargo en seis meses para permitir que otra persona lidere las negociaciones con el gobierno del primer ministro Boris Johnson sobre un modelo de recursos para la cadena ​​financiada con fondos públicos. 

El director general de la BBC, Tony Hall, anunció que abandonará el puesto en el verano boreal tras siete años al frente del mayor proveedor de noticias de Reino Unido, además de su institución cultural más poderosa y la voz del país ante millones de personas en todo el mundo.
Su sucesor tendrá que luchar por el futuro de la organización y por su modelo de financiación, que según algunos críticos está desactualizado en la era de los servicios de suscripción como Netflix.
Johnson se ha preguntado si la corporación fundada hace casi un siglo debería continuar recibiendo el apoyo de un impuesto anual pagado por todos los hogares británicos, independientemente de si utilicen sus servicios.
Hall, quien asumió el máximo cargo de la BBC en 2012, dijo que un líder debería supervisar la revisión de los estatutos en 2022 y en 2027.
“Lo apropiado debe ser que la BBC tenga una persona para liderarla en ambas etapas”, dijo Hall, de 68 años, en un correo electrónico al personal. “A medida que nuestro país ingresa a su próximo capítulo, necesita una BBC fuerte, una BBC que pueda defender la creatividad de la nación”.
Con programas que van desde los noticieros hasta dramas de ciencia ficción como “Doctor Who” y documentales de historia natural iniciados por David Attenborough, la BBC ha dado forma a la cultura británica durante casi un siglo y es vista como uno de los elementos clave del poder blando.
Sin embargo, en los últimos años, la cadena ha sido criticada por pagar elevados salarios a sus estrellas, por las menores sueldos que las mujeres reciben en general en comparación con los hombres y por el sesgo centralizador (en favor de Londres) que tiene según algunos políticos.

Querida Alicia: jamás nos rendiremos frente al olvido / José Miguel Contreras *

El fallecimiento de la periodista Alicia Gómez Montano ha dado a conocer a una extraordinaria mujer de la que la gente ajena a la profesión apenas había oído hablar. Sin embargo, ha sido con justicia una noticia relevante en los medios de comunicación. 

Parece que hayamos descubierto que era mucho más importante de lo que con seguro ella misma podía imaginar. Este extendido reconocimiento significa el triunfo de virtudes que no suelen acompañar a la palabra éxito. 

Hablamos de humildad, de compromiso, de entrega, de lealtad, de compañerismo, de honestidad y de sencillez. Ahora que se ha ido, supone una oportunidad para reivindicar el inconmensurable valor de la vida basada en luchar por estar, más que en pretender ser.

En el mundo de la comunicación, el brillo del oropel suele trastornar a demasiada gente. La competencia por satisfacer la vanidad es una tentación siempre presente que solo supera con facilidad la gente más grande. Y Alicia ha sido enorme. Su último ejemplo de humildad es habernos mostrado a todos que tener amistad con ella era muy poco excepcional. Ha sido absolutamente exagerado comprobar que todos éramos amigos de Alicia. 

La clásica imagen de varias viudas desconsoladas que se descubren por vez primera en el sepelio del marido polígamo se ha actualizado. Resulta que Alicia era amiga de todo el mundo y todos nos habíamos sentido plenamente atendidos por ella. Creíamos ser especiales por poder disfrutar de su cariño y entrega y resulta que nos compartía con cualquiera que se cruzaba en su camino. 

En estas horas en las que tanta gente diferente nos hemos reencontrado frente a su recuerdo, nos miramos unos a otros entre el asombro por la coincidencia y la complicidad del profundo dolor que nos une.

En esta inesperada última semana de vida, hemos podido compartir con ella muchos de sus principales rasgos. Cuando hemos ido a visitarla al hospital, nos pedía en cuanto nos veía que levantáramos el respaldo de la cama para poder compartir mejor la conversación cara a cara. Quería saberlo todo: qué pasaba en el Gobierno, qué se comentaba en los pasillos de las teles, cuál era el cotilleo sentimental más reciente de la profesión y quién había sido el último político en meter la pata. 

Pese al cansancio y la dureza de la enfermedad seguía esbozando una sonrisa con cada historia y sus ojos se iluminaban con cada detalle del relato.

Conocí a Alicia hace 40 años y solo la recuerdo bienhumorada por complicada que fuera la situación que nos tocara vivir. Su capacidad de colocar la risa como soporte ante cualquier situación era apasionante. Hemos compartido un grupo de amigos que se ha mantenido hasta hoy. Lo que hemos reído juntos es indescriptible, siempre reunidos en torno a una buena comida y un buen vino. Su humor era cáustico, salvaje, demoledor. 

Pasábamos a cuchillo a todo aquel que se cruzaba en la conversación. Empezando por los presentes. Cuanto más querido era el personaje sometido a linchamiento, más justificada era la crítica descomunal. Daba igual. Era una excusa para reír y para usar el insulto como válvula de escape. Creo que era Gómez de la Serna el que afirmaba que en el periodismo español todo el mundo habla mal de todo el mundo, con toda la razón.

Alicia ha sido una persona profundamente buena. Dedicó su vida al periodismo. Ha vivido de él y para él. Ha creído como nadie en la televisión pública. Ha luchado por dignificarla y hacerla crecer. Ha sabido ser magnífica compañera, leal colaboradora y jefa extraordinaria cuando le ha tocado. Tenía una enorme ilusión por poder afrontar la posibilidad de presidir RTVE después de haber alcanzado el número uno en el concurso de méritos promovido por acuerdo de los partidos políticos. 

Aún el pasado miércoles nos decía que esperaba recuperarse pronto para ponerse manos a la obra ahora que ya tenemos Gobierno. Era una activista infatigable de la vida. Vivir era su causa y nos dio vida a todos los que hemos tenido la fortuna de conocerla. Jamás se rindió ante nada. 

Si ha perdido esta batalla no ha sido por falta de resistencia. La maldita enfermedad ha acabado con ella pero es seguro que su recuerdo va a perdurar mucho más de lo que su triste destino pretendía conseguir. Lo aprendimos de ti, querida Alicia: jamás nos rendiremos frente al olvido.


(*) Periodista. Catedrático de Comunicación en la Universidad Rey Juan Carlos. Especialista en Comunicación Política.

sábado, 18 de enero de 2020

Muere la periodista de TVE Alicia Gómez Montano a los 64 años


MADRID.- La periodista de Televisión Española Alicia Gómez Montano (Madrid, 1955), que desde hace poco más de un año desempeñaba el cargo de editora de Igualdad de la cadena pública, que compaginaba con su trabajo en el programa de reportajes «En Portada», ha fallecido este sábado en Madrid, en el Hospital Universitario de Sanchinarro, como consecuencia de un cáncer. 

Muy comprometida con el feminismo y con el libre ejercicio del periodismo, denunció en diversas ocasiones que ser periodista es más difícil y arriesgado cuando se es mujer y precisamente al impulso de la igualdad en la televisión dedicó sus esfuerzos en los últimos tiempos. En 2017 fue elegida vicepresidenta de Reporteros sin Fronteras.
Doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, Gómez Montano se inició en el Periodismo dentro del terreno radiofónico. Tras una breve andadura en Radio Madrid, llegó en 1980 a Radio-3, de Radio Nacional de España, su puerta de entrada a la radiotelevisión pública, el medio en el que permaneció 40 años sin perder el entusiasmo.
Inteligente, creativa, ingeniosa, decidida, innovadora, comprometida… Una periodista todoterreno que despuntó en todos los ámbitos y que muy pronto decidió centrarse en el que más logros le permitiría cosechar: el de la televisión.
Después de su etapa en RNE, que concluyó en 1982, Gómez Montano se convirtió en directora de informativos del Centro Territorial de Televisión Española en Navarra y permaneció en ese cargo hasta 1988, cuando regresó a Madrid para asumir la jefatura de la sección de Nacional en los telediarios.
Durante ese período de contacto permanente con la información de última hora, siguió muy de cerca la actualidad relacionada con el terrorismo en España, sin saber que tiempo después realizaría en 'Informe Semanal' un reportaje memorable sobre el alto el fuego definitivo de ETA.

Dirigió Informe Semanal entre 2004 y 2012

Desde 2004, dirigió ese mítico programa informativo de TVE y también lo presentó durante varios meses, pero lo más importante para ella –maestra del reportaje- era haber trabajado a pie de calle y alumbrado desde ahí tantas crónicas audiovisuales.
Guerra y paz en la favela olímpica, sobre la pacificación de las favelas en Brasil, o el ’El laboratorio islandés’, sobre el renacer de Islandia cinco años después del colapso financiero, son solo algunos de los reportajes que llevan su sello y firma.
También en 2004 entró a formar parte del primer Consejo de Informativos de TVE y el mismo año fue nombrada subdirectora de los Servicios Informativos. Poco después llegó a la dirección de Informe Semanal, que más adelante compaginó con la Programas no diarios de TVE hasta 2012. Y de ahí se incorporó al programa ‘En Portada’.
Su dilatado currículum demuestra algo que también resume con acierto sus compañeros: dentro de RTVE, Gómez Montano fue “jefa de casi todo”.
La madrileña también era una apasionada del cine y tuvo la oportunidad de coincidir durante su etapa en Pamplona –en la década de los ochenta- con Pedro Almodóvar, un entrevistado habitual para ella.
“Solo somos contadores de historias. Ahí está la grandeza del oficio. Ese es mi objetivo y mi empeño”, escribió en 2010.
El mismo empeño le llevó también a entrevistar a personalidades tan destacadas como Hillary Clinton, José Alberto Mujica o Felipe VI.

El reconocimiento a una carrera brillante

Nunca sorprendieron los incontables galardones que ha recibido Gómez Montano a lo largo de su vida, desde la medalla de Plata en el Festival de Cine de Nueva York, por el reportaje 'La vuelta de los voluntarios de la libertad’ (1997), hasta el Premio a la mejor directora de programas concedido por la Academia de las artes del cine y de la Televisión (2011).
En julio de 2018, la periodista presentó su candidatura al concurso público para elegir al presidente de RTVE y fue la mejor valorada. El comité de expertos encargado de evaluar las candidaturas, que seleccionó a 20 aspirantes entre más de un centenar, le otorgó a ella la mayor puntuación.
Al igual que sus ideas sobre el futuro de la televisión pública, forman parte de su valioso legado algunos libros como ‘Por una mirada ética’ o ‘La manipulación en televisión’.
El título de este último libro tiene mucho que ver con su defensa de la independencia informativa y el pluralismo, siempre presente en sus alegatos por la despolitización de RTVE, una meta que la llevó a secundar los famosos 'viernes negros'.

Maestra de varias generaciones de periodistas

Sus enseñanzas recalaron en aulas de incontables centros educativos y de universidades como la Complutense, la Rey Juan Carlos, la Carlos III o la Camilo José Cela.
También formó a varias generaciones de redactores de Televisión Española que cursaron el máster en periodismo televisivo de la casa, en el que ella impartió clases desde el inicio.
Quizá por ese vínculo con los ‘aprendices’ o quizá por ser alguien que nunca quiso dejar de aprender, Gómez Montano siempre tendía la mano a los más jóvenes, a los recién llegados. Depositaba en ellos una confianza similar a la que podían recibir quienes llevaban décadas trabajando en la ‘cosa periodística’.
“Este oficio es el más atractivo, pero el más engañoso. Quedaos con lo mejor de él y trabajad para mejorarlo”, dijo a los alumnos que cursaron el máster de Televisión de RTVE en 2008.
Eso es, en definitiva, lo que Alicia Gómez Montano hizo: mejorar una profesión. También desde «La noche temática».

miércoles, 15 de enero de 2020

La Prensa y Los Toros / Fernando Fernández Román *

Este año 20 del siglo XXI, conmemorativo de un hecho luctuoso trascendental en la historia de la Tauromaquia –la muerte de Joselito el Gallo–, nos ha traído en su frío despertar una noticia también luctuosa: la muerte de un programa radiofónico emblemático, longevo donde los haya: Los Toros, de la Cadena Ser

Si alguno de los lectores, habituales o no de esta página, en base a las lógicas discrepancias en cuestiones estrictamente profesionales que mantuve –y mantengo– con el que hasta hace nada fue director de ese programa, pudiera pensar que tal noticia me ocasiona un mínimo estímulo de complacencia, se equivoca. Sinceramente, me entristece. En una mala, malísima noticia. 

No está la fiesta de los toros en condiciones de entregar con piadosa resignación el gañote a la tijera de podar que vienen manejando, de forma implacable, los medios de comunicación desde hace ya algunas décadas. Necesitamos que los toros se asomen a la ventana de la Prensa, cualquiera que sea su formato y su rango. Que por ella entre la luz. Y la voz. Y la imagen. Cerrar de golpe las fallebas y echar el cerrojo, es ponerlos (a los toros) en régimen de cautividad, engrilletarlos, y por tanto, coadyuvar a su  muerte lenta, por inanición, en clave de difusión. Eso sí es tortura, y no el arte del toreo.

No voy a soslayar que las cosas no andan boyantes en los medios de comunicación, digamos, tradicionales, esto es, la prensa escrita, la radio y la televisión. La onda expansiva que ha provocado la eclosión de Internet y el consiguiente tsunami de las redes sociales arrasa con todo. La publicidad –lógicamente– se desparrama en busca de aquellos soportes de mayor impacto en la sociedad de consumo. Vende más quien más invierte en  propaganda para despertar el interés de la gente, porque si la gente del común –el público consumidor—pierde interés por todo aquello que no se anuncia, el dueño del producto, y el producto en sí, va de cráneo. No hay interés sin poner capital. De cajón.

En general, los periódicos de papel de toda la vida no viven exclusivamente de lo que venden en el kiosco –¡ojalá!–, sino de lo que anuncian sus páginas, entre ellas, fíjense, las necrológicas. Hubo un tiempo en que morirse obligaba a la ampliación de esas páginas para albergar tanto suceso con cerco negro de luto, lo cual constituía una buena noticia…para el propietario o el editor: tantas esquelas, tanta pasta. Un contrasentido desde el punto de vista sentimental, pero  perfectamente asumible en el comercial: bienvenidos los que se van.

En las emisoras privadas de radio ocurre lo mismo. La lucha por atraer al anunciante es tremenda. Los gurús de las mañanas, las tardes y las noches, combaten entre ellos hasta la extenuación por atraer oyentes, no tanto por propia satisfacción –prurito egocéntrico inevitable— como por ofrecer datos al EGM, una maquinaria que cuenta de forma un tanto abstrusa los números de quienes leen, ven o escuchan, aunque en ocasiones, maquina (sin acento), más que fabrica. Los EGM son, muchas veces, el muelle inexorable que manda a tomar vientos a los profesionales del sector. No tener audiencia equivale a bajar la persiana o a echar al dependiente.  No hay tu tía.

Sin embargo, el caso de los toros es especial. Distinto. Equívoco. Se puede tener audiencia e ingresar cero, o casi cero, en publicidad. Entra en contradicción con los razonamientos expuestos, pero es así. Los toros pueden interesar, pero la publicidad que apuntala económicamente su difusión ha ido quedando marginada de forma tan galopante en estos últimos lustros, que este es el día en que para los toros no hay un duro—un euro, vamos–, que es también una forma de ir erosionando su pervivencia informativa. Y si esto no se remedia, mal vamos. Si no se informa, no se enseña, no se muestra la Fiesta a través de la Prensa en la proporción que merece, la cosa del cuerno y el trapo se irá atomizando poco a poco, no lo duden.

En el caso de La Ser, el grave problema se ha ido agudizando al cambiarle al programa el horario y el dial. Antes, cuando entraba al rebufo de El Larguero –programa deportivo nocturno de máxima audiencia—, con Los Toros la empresa radiofónica mantenía unas excelentes cotas de audiencia y todos vivían de las rentas. Todos tan contentos. Habrá que buscar, pues, el por qué ese desplazamiento hasta horas aún más intempestivas que las anteriores y encontraremos el busilis de la cuestión. Alguna justificación, por rocambolesca que sea, habrá de tener.

No me pete nada ahondar en otros argumentos que están provocando el progresivo desplazamiento de la información taurina de los medios de comunicación, sino centrarme en los que afectan al caso específico de referencia. Quitar los toros en La Ser, de un plumazo, es un golpe bajo, perverso y dañino para la fiesta de los toros. Un puntillazo indecoroso. Al menos, a mí me duele. Sinceramente, siempre creí que Molés seguiría al pie de este micrófono, mientras el cuerpo aguantara. Por lo visto, los dirigentes de la Cadena, han entendido todo lo contrario.

Los Toros necesitan a la Prensa, porque sin ella entrarían en un gueto irrespirable. Me dicen que el nuevo ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, asegura que no pondrá trabas a la fiesta de los toros, una de las manifestaciones culturales dependientes de su Departamento. Menos mal. Pero no me fío. Hay por ahí algunas declaraciones suyas contra el anterior presidente electo del Gobierno censurando su apoyo a los toros “con la que está cayendo” (es decir, con el pastel envenenado que le dejó su correligionario Rodríguez Zapatero), en las que asomaba la patita en sentido contrario. 

Claro que perteneciendo al gabinete del actual presidente no me extrañaría que practicara el camaleonismo propio del jefe, el que culpa al antes y al después para justificar su posición política o ideológica, por demás ilógica, y decir o hacer una cosa y la contraria, según convenga. 

Tengamos fe. No queda otra. Como le decían a Curro en la Maestranza, en trances adversos: “ya vendrá el verano”.


(*) En TVE cofundador y Director del programa "Tendido Cero" y del programa Clarín de RNE. 


martes, 14 de enero de 2020

Investigan la muerte del periodista español Manuel Regalado en Moscú


MADRID.- El periodista español Manuel Regalado, corresponsal de la agencia de noticias Sputnik, ha fallecido “trágicamente” ayer lunes en Moscú, según ha informado este medio. La oficina del Comité de Investigación ruso (SK) ha abierto una investigación preliminar para esclarecer su muerte.

El cuerpo sin vida de Regalado fue encontrado ayer lunes cerca de un bloque de viviendas, según ha indicado Yulia Ivanova, asistente principal del jefe de la oficina moscovita de SK. En la inspección realizada en su vivienda no registraron indicios de robo o agresión.
“Estamos profundamente conmocionados por lo sucedido. Es una gran tragedia personal para la familia y los cercanos de Manuel“, ha indicado Sputnik, grupo al que el periodista español se unió en mayo de 2016.
Previamente, entre 2006 y 2012, había colaborado en los diarios El Mundo, Expansión, Marca entre 2006 y 2012.
El representante de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) para la libertad de prensa, Harlem Désir, ha transmitido sus condolencias por el fallecimiento.
“Apesadumbrado por enterarme de la muerte del periodista de Sputnik Manuel Regalado ayer (lunes) en Moscú, Rusia“, ha indicado en un mensaje en Twitter.

Despidos en el diario 'Información', de Alicante, tras un ERE que afecta, al menos, a once periodistas

ALICANTE.- Varios redactores "muy bien pagados" del diario Información, once en total al menos,  han sido víctimas esta semana de un nuevo reajuste de plantilla -otra más en los últimos años- pese a que algunos llevaban más de 25 en el periódico.

La alerta la ha dado esta tarde en Radio Alicante, de la Cadena SER, su redactor de Deportes, Daniel Rodríguez, al mostrar su solidaridad con uno de los despedidos, Lucas Verdú, con 14 años en la Redacción deportiva del rotativo ubicado en San Blas.
Poco más se sabe del proceso ante el hermetismo de Prensa Ibérica al respecto al igual que hizo en los anteriores goteos de despidos en los últimos años.
Subvencionada esta histórica cabecera por la Generalitat Valenciana y con un muy activo/férreo  muro de pago que impide ver gratis en Internet gran parte de sus contenidos, parece que ambos extremos no resultan ya suficientes por si solos para la viabilidad económica ante al supuesto comportamiento actual de la publicidad convencional en su facturación anual.
La Asociación de Periodistas de Alicante todavía no se ha posicionado ante semejante ERE, como si lo hizo con el "lock out' patronal de la edición alicantina de La Verdad, del Grupo Vocento,  igualmente a finales de un mes de enero; en ese caso de 2017, una vez conocida la retirada de la ayuda pública del Consell a partir de ese año a la cabecera de origen murciano.

sábado, 11 de enero de 2020

Una periodista gana una demanda a la BBC por discriminación salarial

LONDRES.- Una periodista y presentadora de la BBC, Samira Ahmed, ganó una demanda por discriminación salarial por ser mujer contra la corporación pública británica, según el dictamen divulgado este viernes por un tribunal laboral londinense.

Ahmed llevó ante la justicia de este país a la cadena porque ella percibía un salario de 465 libras (unos 547 euros) por cada episodio del programa informativo “Newswatch” mientras que su colega Jeremy Vine lograba, en cambio, unas 3.000 libras (3.500 euros) por cada entrega de “Points Of View”, un formato que la periodista consideró “comparable”.
Durante el proceso judicial, la demandante planteó que no comprendía cómo su sueldo, “como mujer”, podía ser “mucho más bajo” que el de Vine, “un hombre”, por presentar ambos “programas muy similares y desempeñar un trabajo muy parecido”.
Entre sus argumentos, alegó asimismo que el espacio informativo del que ella estaba a cargo requería de “mayor tiempo de preparación” que el de su colega.
En una audiencia judicial reciente, la periodista indicó que la corporación pública le debía, en concepto de pagos retroactivos por la brecha salarial, la cantidad de 700.000 libras (823.000 euros).
Por su parte, la BBC destacó en su defensa que ambos presentadores no desempeñaban tareas similares y que Vine era “más conocido” por la audiencia que su colega femenina.
Sin embargo, el Tribunal laboral de Londres consideró que la cadena no ha conseguido demostrar durante el juicio cuáles son esas diferencias entre ambos programas que justificarían, supuestamente, la brecha salarial.
Además, según el dictamen, publicado en la web oficial de ese tribunal, los términos del contrato de la demandante deben ser “modificados” a fin de no resultar “menos favorables” que los de Vine.
Tras conocer la decisión judicial, Ahmed dijo, en un comunicado difundido mediante el Sindicato de Periodistas británico (NUJ), que se “alegraba” de que el asunto hubiera sido “resuelto”.
“Ninguna mujer quiere tener que adoptar medidas contra su propio empleador”, dijo la presentadora, que reiteró que le “encanta trabajar para la BBC”.
La cadena lamentó que esta situación se haya dirimido ante la justicia: “Samira Ahmed es una excelente presentadora y periodista y lamentamos que este caso haya tenido que llegar hasta un tribunal”.
La corporación aprovechó para reiterar su “compromiso” con la igualdad salarial, al agregar que siempre había considerado “que los salarios de Samira y Jeremy Vine no estaban determinados por su sexo” e indicar que los presentadores, tanto mujeres como hombres, siempre han ganado más en “Points of View” que en “Newswatch”.
Su caso recuerda a la demanda presentada en 2018 por la excorresponsal en China de la BBC Carrie Gracie, quien también llevó a la cadena ante la justicia por discriminación salarial frente a sus colegas masculinos.
Gracie reaccionó hoy a la victoria de Ahmed en Twitter, recordando que 2020 marca “el 50 aniversario de la Ley de Igualdad Salarial”.
“Espero que tu victoria dé coraje a las mujeres de todo el mundo para defender el valor de su trabajo”, dijo en un tuit.
También la novelista británica y feminista Margaret Atwood aplaudió el veredicto y envió un mensaje a la periodista: “Felicidades Samira Ahmed”.

miércoles, 8 de enero de 2020

Fabricantes de TV buscan atraer a la generación de Internet con ultra alta definición

LAS VEGAS.- Más grandes, más bonitos y mejor conectados. Los fabricantes de televisores hicieron alarde de sus modelos de alta calidad destinados a atraer a una generación acostumbrada a Internet, durante la inauguración este martes en La Vegas del Consumer Electronics Show.

LG, Samsung, Sony y otros anunciaron las bondades de las nuevas pantallas 8K, de ultra alta definición, disponibles en televisores de más de 65 pulgadas, un segmento que ha crecido rápidamente en el mercado.
Los televisores de lujo están pensados para atraer a los milenials y a la generación Z con servicios como video streaming, además de capacidades inteligentes para el hogar y videojuegos.
La televisión Sero Samsung, por ejemplo, pasa del modo de imagen horizontal al vertical, igual que un teléfono inteligente o una tableta permite al espectador voltear la pantalla mientras ve un vídeo de YouTube, eliminando las bandas negras laterales.
"Las pantallas se han convertido en productos de estilo de vida", dijo JH Han, presidente de la unidad de pantallas de Samsung. "Nunca ha estado tan claro que el papel de la pantalla está cambiando ante nuestros ojos".
Los nuevos equipos van más allá de las actuales pantallas de 4K o de ultra alta definición -que ya son una actualización de la primera generación de pantallas planas- a 8K, con más píxeles para las pantallas gigantes que ahora se están popularizando.
La definición de 8K está pensada para atraer a los propietarios de grandes pantallas planas, al incluir más color para llenar áreas de visualización más grandes.
Los creadores de contenidos y las cadenas de televisión están empezando a unirse para atender a los televidentes con ese tipo de pantallas.
Samsung, por ejemplo, está trabajando con YouTube y otros socios para transmitir contenidos directamente a sus televisiones más caras, de acuerdo con Joe Stinziano, el vicepresidente ejecutivo de Samsung Electronics America.
Él predijo que 2020 sería un "punto de inflexión" para que la 8K encabece la nueva corriente.
Skyworth, un fabricante de televisiones en China, dio a conocer modelos premium destinados a irrumpir en los mercados de Estados Unidos y Europa.
"Solo cuando toda la industria trabaje unida podrá aprovechar todo el valor de la 8k para los usuarios", dijo el director ejecutivo de Skyworth TV, Tony Wang.
"Toda la cadena de la industria de los 8K está alcanzando su pleno desarrollo y ahora es el mejor momento para lanzar una pantalla de 8K, cuando los usuarios pueden beneficiarse plenamente de ella".
El nuevo Q91 de 75 pulgadas de Skyworth con gráficos de 8K tendrá un precio de 5.999 dólares en Estados Unidos.
Para mantenerse en la carrera, los televisores se están adaptando para conectarse al estilo de vida a través de asistentes de voz de Amazon, Google y Apple, y ofreciendo funcionalidades adaptadas a plataformas streaming y a los videojuegos.
Los últimos modelos presentados en el CES incluyen características técnicas avanzadas en cuanto a capacidades gráficas y de sonido para satisfacer a los jugadores deseosos de una mayor inmersión.
"Un motor de crecimiento único para nuestro negocio han sido los monitores de videojuegos", dijo Stinziano de Samsung.
Los milenials ven en el televisor una herramienta que les ayuda a ganar videojuegos, según los ejecutivos de TCL, que mostraron una línea mejorada con funciones dirigidas a los jugadores.
No obstante, la demanda de pantallas planas no alcanzó las expectativas el año pasado en el mercado de consumo debido en parte a las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, así como a la ralentización de la economía mundial, según IHS Markit.
La firma pronosticó un "crecimiento robusto" de las pantallas planas este año.
"Aunque todavía hay incertidumbres debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, se espera que la demanda de pantallas planas aumente gracias a los precios históricamente bajos del producto y al impacto de varios eventos deportivos celebrados durante los años pares", dijo el director de investigación de pantallas de IHS Markit Technology, Ricky Park.
Entre estos eventos se incluyen los planes de la televisión pública de Japón NHK de transmitir en 8K los Juegos Olímpicos de Tokio, lo que se espera que impulse la demanda.

domingo, 5 de enero de 2020

Los lectores dan pistas para un mejor periodismo / Carlos Yárnoz *

La prensa lleva diez años sumida en una grave crisis. En España, se había llevado por delante en 2015 a 375 medios y dejado en la calle a 12.000 profesionales, según la Asociación de la Prensa de Madrid. La sangría continúa. 

En Estados Unidos hay unos 3.000 despidos anuales. Mientras empresas y redacciones prueban fórmulas para sustituir el hundido modelo clásico de negocio, los lectores dicen a los periodistas en qué deben mejorar. Ha llegado el momento de escucharles más que nunca porque les vamos a pedir que paguen por leernos en la edición digital.

La crisis es financiera (los ingresos por publicidad han caído a la mitad) y de confianza (solo el 31% de los españoles se fía de la prensa, según el Pew Research Center). Ambos fenómenos están conectados, porque el destrozo contable ha originado redacciones menguadas con sueldos más bajos, recortes en viajes y coberturas, menos páginas y ediciones, noticias urgentes menos meditadas, más erratas, anzuelos en busca de audiencia, sometimiento a Google o Facebook…

No todo, ni mucho menos, ha sido negativo, porque la crisis ha coincidido con una digitalización traducida en un contenido más variado, mejor presentado, con nuevos formatos, más interactivo, con nuevas secciones audiovisuales o de datos, más conectado con los lectores…

Esos lectores nos dicen a diario qué aspectos consideran mejorables. El inicio de 2020 es un momento adecuado para analizar las principales quejas de 2019.

Anzuelos frívolos. Una crítica habitual de quienes se califican “lectores de toda la vida”. En noviembre, José Pedro Rodríguez resumía lo que bastantes lectores dicen de la sección Gente: “Observo como si hubiera dos marchas: por un lado, las noticias más serias, bien armadas, que son la mayoría; por otra, otras —menos, que van a más— donde se abre la mano. Informaciones sin firmar, a rebufo de otros medios y buscando, supongo, tráfico virtual. Nada que no se pueda encontrar en cualquier digital de tercera división. ¿Vale la pena?”

Hasta el último día del año he recibido quejas por ese motivo porque el diario publicó el 31 de diciembre una página entera con cuatro fotos bajo ese titular: “Cristina Pedroche, anatomía de un vestido convertido en acontecimiento”. El tema del vestido estuvo destacado dos días en la portada de la web, algo que el lector Jordi Santamaría considera “excesivo” para un periódico que lucha contra la explotación del cuerpo de la mujer. En los comentarios de la web también hubo críticas: “Mujeres, no objetos”; “Fuera de lugar”, “desnudo sexualizado”…

El lector Guillermo Ferrer, entre otros, amplió la crítica a textos de S Moda, como el de esta frase del 30 de septiembre —“Cuando lo hago, tiro de la cadena rápidamente para evitar el olor”— incluida en la información titulada “Las increíbles tácticas de las mujeres para ir al baño en la oficina”.

El periódico del PSOE. Un clásico, con ejemplos como un texto de noviembre sobre la condena por los ERE de Andalucía sin mención al “PSOE” o los “socialistas”. El periódico también publica textos críticos con la izquierda. Este mismo sábado se quejaba el lector Domingo Ochoa de la columna de Daniel Gascón titulada “La coalición de los trileros”. A menudo, los lectores confunden “objetividad”, que no existe, con “independencia”, que solo se tiene si el negocio es rentable.

Información y publicidad. Muchos lectores critican lo que consideran “invasión publicitaria” —no es así, si se compara con otros medios—, pero son más los que afirman que no se separa bien la información de la publicidad. La última queja fue de Miguel Marcos Martín, porque el 27 de diciembre publicamos en la sección Escaparate este controvertido tema: “Mano de Santo, el remedio contra la resaca que va a arrasar estas fiestas. Para llevarlo en el bolso cada noche y regalárselo a todos aquellos que lo vayan a pasar tan bien como tú”.

Erratas. Otro clásico. Los diez redactores de Edición no dan abasto para “limpiar” los 300 textos diarios publicados en la web más los de la edición impresa.

Toros en Cultura. Invité en junio a los lectores a que opinaran sobre el hecho de que EL PAÍS siga publicando crónicas sobre corridas de toros. De ningún asunto he recibido tantos y tan rotundos mensajes, casi todos para exigir que el diario abandone esos temas.

Comentarios. Los lectores publican unos 11.000 mensajes diarios en la web sin participación alguna de la redacción para intentar elevar el nivel del debate. El lector Carlos López se quejó el 28 de diciembre de que esa sección “nada aporta a una mejor comprensión de la situación” porque muchos mensajes son “reacciones viscerales” u “obra de trolls”. El periódico sabe que debe cuidar esa área.

Quejas como esas deben estar más presentes que nunca cuando el periódico está a punto de cobrar por acceder a sus contenidos. Es el momento de insistir en que el periodismo de calidad es caro y que el chabacano será siempre gratuito. Y que es falsa esa distinción entre periodismo digital, tradicional, 2.0, ciudadano… Solo hay dos tipos de periodismo: el bueno y el malo. Los lectores de EL PAÍS, obviamente, exigen el bueno. Y no hay periodismo sin lectores, así que conviene escucharles.

 (*) Periodista y Defensor del Lector en El País, de Madrid

Correo electrónico: defensor@elpais.es

viernes, 3 de enero de 2020

Internet ya no es la tecnología que propicia el cambio


NUEVA YORK.- El cambio de la industria que permitió Internet definió la estrategia de los negocios en la década de 2010, pero ahora que empieza la de 2020, esa era parece estar llegando a su fin. Quienes impulsaron el cambio ahora son el establecimiento y, a diferencia de hace una década, no parece que los nuevos líderes vayan a ser desplazados pronto. La Internet de hoy es una industria madura y habitual.

No era así hace 10 años. En 2009, muchas industrias atravesaban la agitación causada por las transformaciones que generó Internet. El iPhone solo tenía dos años. En la industria de la música, los discos compactos seguían representando la mayor parte de los ingresos, y casi todo lo demás venía de las compras digitales. 
El streaming, ya sea de música o de video, estaba en su infancia. Nos encontrábamos en medio de la transición de los anuncios impresos a los digitales; 2009 fue el último año en que los periódicos impresos tuvieron más ingresos que Google y el último en que los ingresos de Facebook fueron inferiores a 1.000 millones de dólares. 
El comercio electrónico estaba creciendo, pero los almacenes seguían siendo grandes. YouTube era conocida principalmente por un montón de videos virales (¿alguien recuerda a Susan Boyle?).
Hoy en día, muchas cosas han cambiado. La industria de la música se ha convertido en la industria del streaming, y las ventas de discos compactos y digitales son cada vez menos importantes; el crecimiento actual de la industria es impulsado por las suscripciones. 
Desde hace pocos años, los ingresos totales han empezado a crecer nuevamente después de 15 años de declives. Las amenazas competitivas al líder de la música en streaming, Spotify, vienen de competidores bien financiados con ofertas similares como Apple Music y Amazon Music, no de una nueva tecnología. 
La industria de la música puede haber sido la primera amenazada por los cambios de Internet en la década de 1990, con el crecimiento del mp3 compartido y Napster, y ahora es probablemente la primera industria en completar su transformación.
La industria de la publicidad ha sido transformada por Google y Facebook. A principios de la década de 2010, existía un gráfico popular en el que se veía que los ingresos por los anuncios digitales representaban una porción mucho menor de los ingresos totales por anuncios de lo que el uso de Internet representaba respecto al tiempo total que gastaban allí los consumidores. 
Lo opuesto era verdad para los medios y los anuncios impresos. Hoy en día, la brecha se ha cerrado. Los medios impresos y la radio ahora representan solo 15% del gasto total en anuncios.
Probablemente, ninguna industria se ha visto más perjudicada en esta década por Internet que las ventas físicas. El comercio electrónico sigue ganando participación de mercado. Muchos vendedores han caído en bancarrota. Los centros comerciales siguen cerrando. En EE.UU., Sears y Kmart han cerrado cientos de tiendas, y su casa matriz se acerca a la quiebra. 
Sin embargo, también hemos visto que Walmart, Target y Costco son competidores más formidables que los caídos, y las acciones de los tres se encuentran cerca de máximos históricos. Los mejores centros comerciales se han reinventado con restaurantes, apartamentos y hoteles. 
El comercio electrónico está empezando a sentir las consecuencias del crecimiento debido a los altos costos de adquisición de los clientes, a medida que las tarifas de los anuncios en línea se han disparado, y algunas firmas en línea empiezan a notar que tiene sentido comercial construir sus propias tiendas físicas. El futuro de las compras es más complejo que una abrumadora victoria del comercio electrónico sobre las tiendas.
En cuanto al streaming de video, aunque puede tener éxito contra el paquete de cable, no se siente tan transformador como hace unos años. La suscripción a varios servicios de video puede costar más que el paquete de cable en sus mejores tiempos. 
Solíamos quejarnos de los cientos de canales de cable que pasábamos en busca de algo que valiera la pena ver; hoy tenemos la misma experiencia frustrante con Netflix. Tras unos cuantos años de pasar de un servicio a otro, lo más probable es que terminemos pidiendo que alguien cree un paquete de streaming como el del cable. 
Los ganadores probablemente lo serán por ofrecer el mejor contenido y la mayor facilidad de uso, no una nueva tecnología innovadora.
Solo porque Internet haya madurado no quiere decir que la próxima década vaya a estar libre de innovación. Las industrias de la energía y los automóviles se sienten como la Internet hace 15 años, y la energía solar y los vehículos eléctricos probablemente le robaran una importante participación de mercado a los hidrocarburos y los vehículos a gasolina en la década de 2020. 
Sin embargo, esos impactos probablemente serán más específicos de cada industria, y el mundo de los negocios en general puede no mirar por encima del hombro para ver si una nueva tecnología propiciada por Internet puede destruir su compañía de la noche a la mañana.

martes, 31 de diciembre de 2019

La TV y la publicidad viven su propia crisis existencial en Chile

SANTIAGO.- Puestas a prueba por las protestas sociales que le cambiaron el rostro a Chile, las industrias locales de la televisión y la publicidad viven su propia crisis existencial, obligadas a replantear sus contenidos y mensajes.

Si hasta antes del 18 de octubre ambas industrias eran una fiesta, con una oda al consumo, los lujos y el despilfarro -en respuesta a un país que se encaminaba al desarrollo-, las masivas protestas contra las desigualdades pusieron en pausa la celebración y forzaron una brusca transformación.
"Esta crisis tomó por sorpresa a la televisión. Los canales intentaron usar varios encuadres que les habían servido para coberturas anteriores, pero ninguno se ajustó bien", describe  Marcela Aguilar, decana de la facultad de comunicación y letras de la Universidad Diego Portales (UDP).
Conforme la crisis se extendía, los canales de televisión comenzaron a abordar de mejor manera la coyuntura, para responder a la demanda de mayor y mejor información por parte de las audiencias.
"Los chilenos quieren saber qué está pasando; quieren entender y quieren opinar. Creo que hace muchos años no se veía este interés del público, reflejado en el rating con que ha premiado a los canales que han tenido una cobertura más dedicada", agrega Aguilar.
Como reflejo de lo que son las empresas, sus ejecutivos y su idiosincrasia, la publicidad afronta por su parte "la misma crisis existencial que está viviendo el país y las distintas élites", aunque todavía no saben cómo abordar el tema, dice Cristián Leporati, director de la escuela de publicidad de la UDP y panelista de actualidad en radio Futuro y CNN-Chile.
A la televisión se le apunta directamente como uno de los factores que fomentaron el malestar social tras años de coberturas alejadas de los problemas reales de las personas.
"La gente sabía que estaban pasando cosas que la televisión no mostraba y esa sensación de no verse representada en la televisión contribuyó al malestar social y distanció al público de los medios", explica Aguilar.
Los primeros días del estallido social la televisión realizó transmisiones continuas y en vivo de las protestas, los saqueos e incendios, en jornadas sin respiro en las que no hubo tandas comerciales. Los matinales abandonaron la farándula y la revisión de los casos policiales, para integrar a sus paneles a analistas políticos y sacaron del aire a las figuras que hacen programas más lúdicos.
Fue así como personajes históricos de la televisión local, como la cantante y reconocida adherente del exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) Patricia Maldonado, o el animador juvenil Karol Lucero, fueron sacados de pantalla.
En reemplazo de Maldonado, que hasta antes de la crisis lideraba el matinal más visto de la televisión chilena, fue contratada la reconocida periodista de investigación Mónica González.
Programas de farándula como "Intrusos" (franquicia de una producción argentina) cambiaron su pauta informativa pero a las pocas semanas fue sacado definitivamente de pantalla para dar cabida a otros formatos de opinión política casi inexistentes antes de este gran debate nacional.
En un escenario de incertidumbre, la publicidad prefirió replegarse.
"Las empresas no están comunicando mucho porque sienten o intuyen que comunicar como lo hacían hasta hace poco suena como burdo en el contexto de país, y prefieren quedarse callado y esperar a ver cómo decanta la crisis", dice Cristián Leporati.
Con el correr de las semanas y cuando las protestas bajaron de intensidad, los pocos avisos publicitarios que volvieron a emerger lo hicieron con mensajes más moderados o llamados a los chilenos "reencontrarse", en un tono que posiblemente se mantenga de ahora en adelante.
"La publicidad va a cambiar (...) va a enviar mensaje no tan aspiracionales, más razonables y reales; más tipo de documental, con un grado de propósito más social", dice Leporati.
Pero la crisis también es comercial.
El rubro acusó una caída de entre un 40 y 60% en pauta publicitaria en las primeras semanas de la crisis, agudizando los problemas de financiamiento de los medios chilenos, confrontados a un contexto de protestas, cambios sociales y con una anunciada reactivación de las manifestaciones a partir de marzo, que será seguido por un plebiscito convocado para el 26 de abril.

El ‘Jefe de la Tribu’ Manu Leguineche y la honestidad que salvará el periodismo


MADRID.- “La honestidad es la única manera de salvar el periodismo”, me decía mi mentor Manu Leguineche, una y otra vez. Él me enseñó a amar profundamente nuestra profesión, la mejor del mundo, que ahora pasa por malos momentos como consecuencia de las llamadas noticias falsas o fake news, según escribe Mariano Guindal en La Vanguardia

Así lo dije con motivo de la presentación del libro de Victor López El Jefe de la Tribu de Ediciones del Viento. Prologado por Javier Reverte, su amigo de correrías, donde recuerda que “le apasionaba el periodismo. Y era periodista a todas horas del día. Y si algo lamentaba profundamente, era el fin de una profesión que intuía muy cercano”.
Era un periodismo romántico e idealista el que hacíamos en la agencia Colpisa o en la agencia Cover, que había creado junto a Javier Godó para contar historias e informar a nuestros lectores. Nunca nos propusimos imponer nuestras opiniones, sino dar noticias, documentarlas y explicar el contexto en el que se producían para que cada ciudadano pudiese formar su propia opinión y, en función de la misma, adoptar las decisiones que considerase más oportunas.
Manu nunca participó en una tertulia, ni escribió ningún editorial, ni columna de opinión. Lo nuestro era escribir y contar lo que pasaba de la manera más honesta posible. Para él esta era la esencia del periodismo: ayudar a los demás a tomar decisiones correctas porque el éxito o el fracaso de una persona o de un país depende de que las decisiones que adopte sean las correctas y esto, aunque se nos haya olvidado, depende en buena medida de la calidad de la información que posee.
Por eso Manu siempre me decía que esta profesión tiene mucho de vocación. “Cuando tienes una exclusiva en tus manos la adrenalina que te produce no es comparable con nada; ese subidón es algo que no se puede ni explicar, ni tampoco lo puede entender el que no lo experimenta”.
Efectivamente, los scoop son la sal de la tierra, la sal del buen reportero, es eso por lo que estamos dispuestos a jugarnos la vida: conseguir la información que se trata de ocultarnos para ponerla al servicio de todos. Tal vez sea el motivo por el que la Constitución reconoce el Derecha a la Información como un derecho básico de nuestra democracia.
Es este concepto del periodismo el que recoge Víctor López en una biografía que es mucho más que una biografía. Un tratado de buen periodismo basado en la honestidad. Manu no se cansaba de decirnos: “No hay periodismo nuevo o viejo… hay buen periodismo y mal periodismo”. Esta es la clave. “Contrastad, confirmar, dudad, porque el prestigio y la credibilidad se consigue en treinta años y se pierde en tres segundos”. Las noticias falsas no son periodismo son anti-periodismo.
Las cosas han cambiado mucho ahora. Nuestra generación está desapareciendo y nos sentimos tristes porque las redes sociales están sustituyendo al periodismo de calidad. Una terrible miniserie, La voz más alta basada en la vida de Roger Ailes, director ejecutivo de Fox Newscon, la primera cadena de noticias de pago de los Estados Unidos donde se pone de manifiesto la podredumbre de las grandes corporaciones informativas.
En una de las escenas Ailes, interpretado magníficamente por Russell Crowe, se pregunta: “¿Periodismo? Eso es cosa del pasado. Ahora de lo que se trata es de adivinar que es lo que quiere el gran público y dárselo”, como ha ocurrido con Donald Trump o con el Brexit. Es decir, para el “nuevo periodismo” el objetivo ya no es informar para lograr una sociedad libre sino manipular para que los ciudadanos hagan lo que a unos cuantos les conviene.
Por esta razón, mi compañera del alma Amalia Sánchez Sampedro durante la presentación del libro de Victor López contaba como había llorado viendo el documental sobre la crisis del periodismo Page One: Inside the New York Times : “Me recordaba aquellos años con Manu en la agencia. Todos sentados por los suelos comentando la noticia del día. Daba lo mismo la hora o si habías dormido o no. Lo importante era que la información saliese correctamente. Éramos un grupo de románticos en busca de la verdad”.
Pero no está todo perdido, como pusieron de relieve durante el debate que arropó la obra entre Rosa María Calaf, Amalia Sánchez Sampedro, Joaquín Bardavío, Pedro Aguilar, aún quedan periodistas con vocación, dispuestos a salvar a la profesión haciendo una información honesta. Aún quedan empresas y editores que creen en lo que hacen. Como me comentó Carlos Godó cuando se estrenó Los Papeles del Pentágono, esto es lo que da sentido a nuestra profesión.
Aún quedan directores que abrazan en público a sus redactores cuando han conseguido una buena noticia. Aún quedan autores como Victor López dispuestos a contarnos la vida de Manu Leguineche para que sirva de referencia a quienes sueñan con convertirse en reporteros algún día.

El jefe de la Tribu

“El jefe de la tribu”, hace referencia a un apelativo acuñado por Manu para referirse a los reporteros de guerra. Él fue reportero de guerra, fundador de agencias de noticias, director de programas televisivos y un enamorado de la radio.
Leguineche practicó durante toda su vida un periodismo veraz y humanista centrado en la realidad y enriquecido con un amplio bagaje de lecturas y connotaciones históricas, que convirtieron sus crónicas y sus libros en un verdadero manual de periodismo. Maestro de periodistas y reportero. Nacido en Arratzua en 1941 y fallecido en 2014 en Madrid.

jueves, 26 de diciembre de 2019

Putin acaba de hacer público el resultado de su prueba de "desconexión" de la red global con 'RuNet'


MADRID.- La guerra por el control de internet continua. Desde que esta red de comunicaciones global empezase a propagarse como un virus por todo el planeta actores de diversa índole y condición se han afanado por hacerse con el manejo de un invento que por su propia naturaleza es muy difícil de atrapar. En el imaginario general intentar amurallar internet era poco más que intentar poner puertas al campo. Pero a medida que avanzan los años, las barreras comienzan a funcionar y el último ejemplo es Rusia que, según su propio Gobierno, ha conseguido probar "con éxito" su 'internet soberana', publica El Confidencial.

El ejecutivo de Vladimir Putin acaba de hacer público el resultado de su última prueba sobre internet. Desde finales de noviembre este país ha estado probando una desconexión "real" de su territorio de los servidores mundiales de internet con el objetivo de comprobar si el gigante euroasiático podría sobrevivir solo conectado a su propia red ante cualquier problema. 
Y, según confirmaron sus gobernantes esta madrugada, la prueba ha sido todo un éxito. ¿Cómo lo ha conseguido? Pues construyendo la mayor 'intranet' del planeta.
Como era de esperar no hay muchos detalles sobre cómo se ha realizado este experimento ni el tiempo que ha durado ni cómo se ha hecho exactamente, pero sí que sabemos que el objetivo del mismo era probar RuNet, la red de comunicaciones interna de Rusia pensada para poder aislarse ante cualquier ataque o necesidad del país. 
O así justifican al menos sus gobernantes la existencia de esta red de emergencia porque, por su parte, los más críticos aseguran que el único objetivo es tener un control real sobre esta vía de comunicación y que el organismo ruso de control de medios de comunicación, el Roskomnadzor, pueda manejarla a su antojo.
Hace solo unos meses el propio Vladimir Putin aseguró que su objetivo en estos momentos no era aislarse de la red ni cortar su conexión con el exterior de forma definitiva pero tanto esta última prueba como el movimiento coordinado que acompaña a este experimento (leyes, amenazas de sanciones, inversiones) dejan muchas dudas en el aire. 
¿Puede un país desconectarse de internet? ¿Pueden copiarle otros Estados y cambiar para siempre la idea de la red? Falta mucha información todavía pero, según algunos analistas, Rusia podría encaminarse hacia un estilo de internet como el de China y su famoso 'firewall' o Gran Muralla Digital.

¿La soberanía, o la censura de la red?

No se puede entender nada de estas pruebas sin una polémica ley aprobada en noviembre: la ley de la "desconexión de internet". Obviamente esta ley estaba redactada 'ad hoc' para conseguir llevar a cabo estos experimentos, pero hay mucho más. Lejos de ser una simple norma para ocasiones excepcionales, según los expertos, busca dar una vuelta al control de la red y montar todo un sistema que permita al Estado manejar de punta a punta todo lo que ocurra en la red y poder vigilarlo.
Como explican en el medio especializado ZDNet, la ley exige que todos los Proveedores de Servicios de Internet (ISP) locales lleven el tráfico a través de servidores especiales administrados por el Roskomnadzor. Estos servidores actuarían como interruptores de desconexión y desconectarían a Rusia de las conexiones externas mientras redirigen el tráfico de Internet dentro del propio espacio de internet de Rusia, similar a una intranet en todo el país, que el gobierno llama RuNet. Ese interruptor es el que permitiría a Rusia aislarse en caso de ataque o problema de seguridad, pero muchos expertos ven ese punto como una excusa para montar un gran 'firewall'.
Según Human Right Watch, el verdadero propósito de la ley es crear una base legal para obligar a los ISP a instalar equipos de inspección y vigilancia masiva en sus redes y llevarlos a redirigir todo el tráfico de Internet a través de los puntos críticos de Roskomnadzor, como si estos fueran una especie de aduanas u oficinas de control. 
 Estos servidores de Roskomnadzor son donde las autoridades rusas podrán interceptar y filtrar el tráfico a discreción y sin supervisión judicial, una operación similar al Gran Firewall de China.
Y esta no es la única medida al respecto. Además de la ley y la inversión para crear RuNet, también se han puesto en marcha distintas medidas contra servicios externos que usan los rusos y políticas tecnológicas proteccionistas. 
Hace unas semanas el país aprobó una ley que obliga a todos los fabricantes de móviles a montar 'software' ruso para poder comercializar sus productos en su país y este mismo 24 de diciembre amenazaron a diversas redes sociales con graves sanciones si no llevan los datos de los rusos a servidores ubicados en su territorio. Una serie de movimientos que demuestran que el plan del "internet soberano" va mucho más allá que unos meros experimentos.

¿Un experimento a repetir?

En cuanto a si esto podría llevarse a cabo otros países, la respuesta que dan los expertos es que sí, podría hacerlo teóricamente, pero muchos de ellos lo ven como algo demasiado complejo y casi idealista, por no decir que tendrían que cambiar numerosas normativas saltándose la libertad de información y comunicación. 
Es más, el hecho de que Rusia no haya dado detalles de su exitoso experimento deja ciertas dudas sobre su operatividad y hace que muchos no compren su discurso de desconexión y se queden más con la idea de una copia del modelo chino.
De momento el 'Gran Firewall' o la 'Gran Muralla digital' china es lo más parecido a una desconexión de la red que se conoce en estos momentos, pero no es una aislamiento total. Lo que hace el Estado asiático es controlar las conexiones, censurar plataformas y vigilar todo lo que se mueve por su red a través de un embudo de servidores dominados por el Estado. Si ese es el objetivo final de Rusia, o no, lo veremos más adelante.
Lo que sí está bastante claro es que este movimiento es uno más, y bastante importante, dentro del cambio de la percepción de la red. La guerra por las infraestructuras y por las conexiones cada vez es más palpable en todo el planeta y empieza a afectar a la mayoría de usuarios.