martes, 2 de diciembre de 2008

El periodista no debe ser neutral ante las drogas

ALMERÍA.- "Ante las drogas, no se puede ser neutral". Ni la información, ni el periodista, "que debe ejercer su responsabilidad social y ética pese a las presiones del medio de comunicación", pueden ser imparciales cuando se trata de drogodependencias.

Así de contundente se mostró Matilde Duque García, jefa de prensa de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPNSD), en su conferencia, dentro del curso "Drogodependencias y Medios de Comunicación", organizado por el Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones de la Diputación, en estrecha colaboración con la Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL).

Medio centenar de periodistas siguieron el seminario.

La propia responsable de reconoce los factores que condicionan las relaciones con los medios de comunicación: la información se ha convertido en un instrumento político, la existencia de lobbys de presión (caso de drogas legales como alcohol y tabaco), entre los directivos y ejecutivos de medios hay cada vez menos periodistas (la cuenta de resultados prima por encima de cualquier otro concepto), el crecimiento de la información como espectáculo y la multiplicación de las fuentes (las nuevas tecnologías ofrecen a veces intoxicación con informaciones cuya veracidad no se puede asegurar).

Ante este panorama surgió el Foro "La Sociedad ante las drogas" que, entre otras cosas, estableció una Guía de Buenas Prácticas para Periodistas, donde se aborde porqué la información no puede ser neutral, la necesidad de centrar el debate en el ámbito científico, no político; la conveniencia de utilizar fuentes acreditadas y de prestigio; y la especialización para exigir más rigor informativo, fomentando la formación y apelando a la responsabilidad social y ética del periodista.

"Está claro que la prevención no es noticia –añadió Duque-, pero para que lo sea es preciso que los poderes públicos impulsen campañas que impliquen a multitud de sectores para que las actividades tengan la suficiente repercusión".

Matilde Duque comentó el decálogo de buenas prácticas para periodistas y los principios del código para guionistas y productores de televisión, series de ficción y entretenimiento.

También se refirió al informe del Observatorio Europeo de Drogas donde se afirma que situar las drogodependencias en el ámbito de la salud pública ha contribuido a incrementar la percepción de riesgo y a sensibilizar a la población, apostando por intensificar la evidencia científica y por una mayor implicación de los medios de comunicación frente a las drogas.