miércoles, 18 de julio de 2012

La ONU pide a Emiratos Árabes Unidos que proteja a activistas pro DDHH en medio de una ola de represión gubernamental

NUEVA YORK.- Naciones Unidas ha solicitado este martes a Emiratos Árabes Unidos (EAU) que proteja a los activistas pro Derechos Humanos del país y que garantice que pueden llevar a cabo su labor en medio de una creciente ola represiva promovida por las autoridades que investigan la existencia de un supuesto grupo que estaría preparando atentados contra el régimen.

   "Estamos preocupados por lo que parece ser una represión acelerada contra activistas en EAU a través de acoso, prohibición de viajes, finalización de contratos de trabajo, arrestos, desnaturalización y expulsión del país", ha dicho el portavoz del Alto Comisionado de Derechos Humanos (OHCHR, por sus siglas en inglés), Rupert Colville.
   "Pedimos al Gobierno que garantice que los defensores de los Derechos Humanos pueden llevar a cabo su trabajo sin temor a las represalias y les pedimos que liberen a todos aquellos que han sido detenidos por ejercitar pacíficamente sus derechos fundamentales", ha agregado.
   "Parece que la seguridad nacional está siendo usada cada vez más como un pretexto para atacar el activismo político y rechazar las peticiones de reforma constitucional y de asuntos relacionados con los Derechos Humanos", ha subrayado Colville. "Varios activistas abiertamente críticos con el Ejecutivo han sido privados de su nacionalidad de forma arbitraria", ha apostillado.
   Al menos tres islamistas, entre ellos un reconocido abogado, han sido arrestados este martes. Los detenidos son el abogado Mohammed al Roken, su hijo y su yerno, según informaron activistas y familiares, con lo que suman diez el número de disidentes arrestados --la mayoría islamistas-- desde el pasado domingo. Funcionarios del Ministerio del Interior no estuvieron disponibles para hablar sobre este nuevo incidentes.
   Los tres arrestados están acusados de pertenecer al grupo islámico local Al Islah (Reforma), que en los últimos meses ha sido blanco de la ofensiva que han lanzado las autoridades emiratíes para evitar posibles revueltas como las que se han registrado en otros países árabes desde el año pasado.
   Al Roken era el abogado de siete islamistas a los que se les revocó su ciudadanía el año pasado. "Fue llevado por oficiales de la seguridad del Estado a las 02.00 horas (medianoche en la España peninsular) cuando estaba con su chofer buscando a su hijo y a su yerno, quienes también fueron arrestados", ha asegurado un familiar.
   Los islamistas en Emiratos Árabes han asegurado compartir la misma ideología que los Hermanos Musulmanes en Egipto, pero han dejado claro que no tienen vínculos directos con este grupo considerado el mentor de los grupos islamistas en la región.
   Los islamistas han explicado que su intención es promover en Emiratos Árabes más derechos civiles y más poder para el Consejo Nacional Federal, un organismo semi-parlamentario que aconseja al Gobierno pero no tiene facultades legislativas.
   El pasado fin de semana, el Gobierno de Emiratos Árabes Unidos denunció que una organización con vínculos en el extranjero estarían planificando "crímenes contra la seguridad del Estado".
   Emiratos Árabes Unidos ha estado tomando medidas enérgicas contra los disidentes islamistas que exigen reformas desde los levantamientos de la Primavera Árabe. El año pasado retiró la ciudadanía a varios islamistas por considerarles una amenaza y arrestó a activistas por protestar contra el régimen.
   Como parte de las medidas restrictivas, las autoridades cerraron esta semana Centro de Consultas Educativas del Golfo Arábigo, ubicado en el norte de Ajman, ha confirmado uno de los propietarios del centro.

No hay comentarios: