sábado, 14 de julio de 2012

Toscani cuestiona si los fotógrafos actuales "están a la altura" de su misión

LOGROÑO.- El fotógrafo italiano Oliviero Toscani (Milán. 1942) ha cuestionado hoy si los fotógrafos actuales están a la altura ética, cultural y social de la misión que tienen como transcriptores de la realidad y de la "verdadera historia", que, según él, existe solo desde que hay cámaras.

Toscani ha impartido este fin de semana un curso en La Casa de la Imagen de Logroño, con motivo del treinta aniversario de esta entidad, sobre "La imagen combativa".
Tras una jornada teórica, hoy una treintena de alumnos han distribuido varios set de fotografía por emplazamientos del Camino de Santiago en la capital riojana, con el fin de retratar a peregrinos y habitantes de la ciudad a las órdenes de Toscani, dentro del proyecto "La raza humana" que desarrolla desde hace años.
Antes, Toscani ha mantenido un encuentro con los medios de comunicación en el que, entre otras cuestiones, ha criticado a los fotógrafos actuales que dedican mucho tiempo a la técnica "cuando eso solo es un instrumento" o buscan solo un deleite estético en la imagen, en lugar de retratar la realidad.
Porque, ha afirmado, los fotógrafos "tienen una misión histórica", la de reflejar el momento, y deben estar a la altura de ese trabajo, en ética, moral, sinceridad y compromiso social.
Toscani ha bromeado sobre la situación de su país y ha dicho que el regreso de Silvio Berlusconi a la presidencia sería un "suicidio nacional" y también sobre los que considera males de la sociedad actual "la televisión y la religión".
Pero la mayor parte de su intervención la ha dedicado a exponer "los males de la fotografía actual", entre ellos el que los profesionales "dedican mucho tiempo a hablar de la técnica, de la luz, de los objetivos, de si es mejor la película o lo digital" pero "no entienden que éso es solo un medio".
Además cree que hacer fotografías "es una capacidad especial" de algunas personas "pero hoy todo el mundo cree que sabe hacer fotografía, incluso logran imágenes hermosas" pero "eso no es suficiente para ser fotógrafo", ha sentenciado.
"Cualquier imagen tiene un contenido sociopolítico", ha dicho, y eso exige a los autores tener un sentido "ético, cultural, filosófico" en definitiva "una gran responsabilidad" y "no sé si los fotógrafos de hoy están a la altura", ha dicho.
La responsabilidad de quien capta una imagen viene dada porque, en su opinión, la fotografía es "la memoria histórica de la humanidad" y solo desde que se inventó la foto "hay una verdadera historia" ya que de lo anterior "solo tenemos la palabra" con una dosis de fantasía.
Así, ha cuestionado si "pensaríamos lo mismo" si existieran imágenes sobre los milagros de Jesucristo o si "quitaríamos las estatuas de algunos héroes" si pudiésemos ver fotografías de sus hazañas.
Ha admitido la posibilidad de "dar un punto de vista propio" al reflejar la realidad "y para eso es fundamental una educación cultural que no se si tienen los fotógrafos de hoy", ha insistido, al tiempo que ha rechazado "la masturbación artística" de algunos autores (ha citado a Henri Cartier-Bresson) y ha alabado el trabajo de reporteros de guerra como Robert Cappa.
El autor milanés también se ha referido a la controversia creada por sus campañas publicitarias para Benetton, en las que, ha asegurado, no eligió ser crudo o polémico, "solo que veo las cosas con un punto de vista diferente a la normalidad y por eso se dice que soy un provocador".
Pero eso, para él, es positivo, "la provocación es buena, es lo que debe hacer un artista" pero "hoy se ve hoy como algo malo", ha lamentado.
No obstante, ha admitido que la fotografía, como cualquier disciplina artística necesita para subsistir los medios que le ofrecen las clases dominantes, esas que ahora no ven la provocación como algo bueno.
"El arte nunca ha sido libre, siempre ha dependido del poder, pero aún así hay personas que han logrado trascender a esa situación, Miguel Angel, Caravaggio, Tintoretto...", ha dicho, y hoy "ha que tratar de hacer eso mismo, incluso con esa dependencia ser capaces de expresar conceptos profundos" y es algo que "se puede hacer, al menos durante un minuto, hasta en la maldita televisión".

No hay comentarios: