jueves, 19 de julio de 2012

Un periodista británico es arrestado por violar privacidad de ordenadores

LONDRES.- La séptima persona detenida en la Operación Tuleta (sobre violación de privacidad por parte de periodistas), fue un reportero del matutino The Sun, afirmaron hoy fuentes del grupo mediático News Internacional, del magnate australiano Rupert Murdoch.

  Según la portavoz, agentes de Scotland Yard efectuaron el arresto durante la madrugada como parte de una pesquisa contra "hackers" de computadoras en la vivienda del profesional de la información, cuyo nombre no fue revelado.

Esta redada transcurre paralelamente con el operativo Weeting sobre el espionaje telefónico ilegal que provocó hace un año la clausura del dominical News of the World, y el Elveden, sobre pagos de sobornos de periodistas a funcionarios públicos.

Los detenidos hasta el momento por el caso Weeting son 24 personas y 41 como parte de las pesquisas correspondientes a Elveden.

Hasta el primer ministro, David Cameron, llegó la onda expansiva de estos escándalos, y el 14 de junio del año en curso fue interrogado por un panel de jueces encabezado por Brian Levenson sobre el papel del Gobierno en estas ilegalidades.

El gobernante conservador sostuvo que no sabía nada del intento del imperio mediático de Murdoch de adquirir el control total de la emisora satelital BSkyB.

Los manejos de Murdoch para comprarla al precio de ocho mil millones de libras esterlinas con la ayuda de funcionarios gubernamentales evidenciaron la necesidad de nuevas normas éticas para regular los nexos entre los políticos y la prensa.

Ante la comisión Leveson, Cameron insistió en la necesidad de una mayor transparencia en la interacción políticos- medios sin llegar a lo que denominó "una excesiva regulación".

Durante el interrogatorio, el jefe de gabinete debió aclarar su decisión de nombrar en 2007 como vocero gubernamental a Andy Coulson, exeditor de News of the World, publicación dominical de Murdoch clausurada tras un escándalo de espionaje telefónico.

En la primera mitad de 2011 Coulson salió de la casa gubernamental y en la actualidad encara un proceso legal vinculado a las escuchas en el periódico.

La opinión pública demanda también del jefe de gobierno que deje claro el trasfondo de sus estrechos vínculos personales con Rebekah Brooks, exdirectora ejecutiva de la corporación de Murdoch News International, también procesada judicialmente.

No hay comentarios: