sábado, 21 de julio de 2012

Retos del periodismo moderno: oportunidades y puntos débiles en la era digital

CANCÚN.- El periodista Gumersindo Lafuente, director adjunto del periódico español “El País” y encargado de la estrategia digital de la edición electrónica, afirma que el medio ya no tiene el control de las audiencias, sino que son ellas las que tienen el control del medio.

Lafuente ofreció una charla en la Casa de la Historia de la Educación de Yucatán, en el marco del Taller Cultura Digital en el Periodismo Cultural que comenzó en Mérida el lunes pasado y finalizó ayer.
El principal reto del nuevo periodismo en la era digital, dice, es integrar a las audiencias con los contenidos que se producen. “Ya no se puede lanzar al mercado un producto sin saber qué es lo que la audiencia quiere consumir, hay que conversar con ella”.
Afirma que con las nuevas tecnologías no se pone en riesgo el futuro del periodismo, sino más bien representan la oportunidad de reinventarlo, de revolucionarlo.
Sobre las fuentes actuales del ejercicio informativo, considera que internet y las redes sociales son herramientas para buscar pistas para contar una historia y solamente eso, no pueden considerarse fuente de los hechos, así que, afirma, hay que filtrar bien los medios de donde se extrae la información.
Lafuente añade que la expansión y el uso de internet no le hacen preocuparse de que desaparezcan los soportes, sino de que desaparezca el periodismo. Muchos medios de comunicación intentan vender sus contenidos digitales, lo cual hasta ahora no ha resultado con la mayoría de los medios que lo ha intentado, recuerda.
El director adjunto de “El País” ve como una debilidad este factor, pues opina que un medio, al perder su independencia económica por la bajada de ingresos pierde también su independencia editorial.
“Los directivos deben de pensar menos en ponerle precio a la información y pensar más en los modos de consumo, pues sólo de esa manera se podrá crear un modelo de producto y, con base en éste, tener un modelo de negocio para hacer sustentable el medio”, advierte. 
“Con las nuevas tecnologías surge una nueva audiencia, a la que no podemos someter y mucho menos mentir. Con las redes sociales, un simple mensaje puede poner en entredicho la credibilidad y objetividad de un medio de comunicación. La audiencia tiene el control del medio y éste está exigido a ofrecer información verdadera. Además, el periodista tiene la opción de retroalimentarse de los usuarios que lo siguen en las redes por considerarlas una fuente confiable, e incluso, éste sería un valor agregado para el medio, pues mientras más seguidores tenga un periodista, más posibilidades tiene de hacer llegar a más gente la información”.
Otro reto que Lafuente menciona es el cambio de mentalidad del periodista.
“El periodista moderno debe usar las nuevas tecnologías y explorar todas las alternativas que éstas nos ofrecen para poder contar nuestras historias, pues sólo de esta manera podemos ofrecer una mayor visión y una contextualización de la historia”, opina.

No hay comentarios: