domingo, 5 de agosto de 2012

RSF pide a España que proteja a un reportero marroquí afincado en Melilla

PARÍS.- Reporteros Sin Fronteras (RSF) pidió al Gobierno español que proteja al reportero marroquí y activista Hamid Naïmi, que está sufriendo una persecución, procedente presuntamente desde Marruecos, por su trabajo en la ciudad autónoma de Melilla.

"Es el blanco de un acoso casi constante y ha estado recibiendo amenazas de muerte pese a que su único crimen ha sido seguir ejerciendo su derecho a la libertad de expresión", señaló la organización en un comunicado.
Naïmi colabora en un programa del canal privado "Popular TV Melilla" y desde esa plataforma difunde casos de corrupción supuestamente por parte de oficiales marroquíes, especialmente en la región septentrional del Rif, y cubre también robos y persecuciones a miembros de la comunidad bereber.
RSF señaló que el periodista comenzó a recibir amenazas telefónicas y a ser seguido por desconocidos el pasado 6 de julio, y anunció que el hombre planea presentar una denuncia en una comisaría de esa ciudad sin especificar a los culpables.
"Dado que Naïmi se encuentra en territorio español, pedimos al Gobierno de España y a las autoridades locales de Melilla que tomen todas las medidas necesarias para protegerle", añade Reporteros Sin Fronteras en su comunicado.
RSF recordó que el director del programa para el que trabaja Naïmi, Abdelwaffi Hartit, dio el pasado 18 de julio una conferencia de prensa en la que acusó a la agencia de inteligencia marroquí, DST, de estar detrás de esas amenazas.
Hartit, presentador de un programa en tamazight (lengua de origen bereber) que emite la cadena Popular TV Melilla y Naïmi denunciaron las amenazas que están recibiendo, vía telefónica, a raíz de unas declaraciones que ambos han realizado y en las que exponen supuestos casos de corrupción en Marruecos, así como los métodos que utilizan los servicios de inteligencia de dicho país.
Ambos denunciaron estar recibiendo llamadas desde "números largos", en las que se les trata de intimidar con "posibles secuestros" y amenazas de muerte.
Abdelwaffi Hartit ha dicho que las llamadas se vienen produciendo desde el pasado 5 de julio, a raíz de que en su programa se hablara de informaciones que hacían referencia a los servicios secretos marroquíes, sus supuestos métodos de actuación en Melilla, así como a situaciones que se producen en algunas zonas del Rif, en el norte de Marruecos.
Por su parte, Naïmi también está viviendo situaciones "extrañas", entre ellas que hayan entrado en el domicilio en el que reside de manera temporal en Melilla, en el que se encontró la puerta abierta, según ha relatado Abdelwaffi Hartit.
"La ofensiva del Gobierno marroquí contra periodistas y blogueros desde principios del año es una razón adicional para estar preocupados por Naïmi, cuyo historial y actividades recientes le exponen a un peligro real", lamentó RSF.
Su caso, según esa organización, refleja lo difícil que les resulta a los reporteros marroquíes criticar abiertamente a sus autoridades y a la DST, decididas a su juicio a "acabar con toda disensión".

No hay comentarios: