viernes, 12 de octubre de 2012

Cecilia Ballesteros: “Periodísticamente estamos haciendo mal las cosas”

MADRID.- La editorial Debate, de Random House Mondadori ha presentado en la nueva librería La Central, “Queremos saber”, un libro que cuestiona qué está pasando con el periodismo de ahora. Para ello, 12 periodistas han colaborado para poder responder a una pregunta que muchos del oficio se la hacen constantemente.

Actualmente la crisis económica que azota a toda España ha coincidido con la crisis en los medios de comunicación y por tanto del periodismo, obligado a adaptarse a la nueva realidad digital. En toda crisis es necesario hacer recortes. Se decide suprimir lo más caro y no lo menos necesario. Los periodistas internacionales se quejan mucho en este aspecto ya que les afecta como a los que más.
En la presentación del libro no pudieron estar los 12 autores por cuestiones laborales. Sí estuvieron:  Javier Espinosa, periodista que ha cubierto más de una quincena de conflictos bélicos en cuatro continentes y que en los últimos dos años ha sido testigo de todas las revueltas árabes salvo la de Túnez; Ramiro Villapadierna, corresponsal especializado desde hace 22 años en Europa Central, Balcanes, historial del socialismo y del nacionalismo; Pilar Requena del Río, redactora de los Servicios Informativos de TVE desde 1987; Mayte Carrasco, reportera de guerra freelance y profesora, fue premiada como mejor corresponsal en el  extranjero en 2011 por el Club Internacional de Prensa (CIP); Cecilia Ballesteros, periodista que se dedica a la información internacional desde que debutó en el diario El Sol en 1990.
Para la presentación cada uno presentó sus sensaciones y su opinión respecto al libro. Comenzó Javier Espinosa, diciendo que respecto a la lista de los 12 periodistas que han colaborado en el libro podrían haber sido cualquiera. Eso sí. Sí los “jefes” hubieran visto su trabajo ya no serían sus jefes o ellos ya no serían sus trabajadores. Defiende la idea de que una de las razones o uno de los culpables de esta crisis en el periodismo están en los gestores de contenidos que venden lo que no interesa, o lo que tiene más morbo. Ha llegado un momento en el que el lector ya no encuentra lo que busca, básicamente porque nos hemos limitado a contar siempre lo mismo pero con diferentes voces o diferentes firmas en los artículos. Los propios periodistas tenemos que defender nuestros derechos e informar con total libertad. Sin coacción.
Otra de las autoras del libro, Pilar Requena del Río recordó a compañeros que ya no están, como Ricardo Ortega. Unas voces que ya no vamos a volver a oír porque defendieron la profesión sin ningún miedo. Contando la verdad. Contando lo que ocurría. Contando la noticia. También quiso manifestar su apoyo a compañeros que lo están pasando mal por la crisis (El País, El Mundo, EFE) y cargó duramente contra los altos cargos de las empresas como Juan Luis Cebrián. Según el vicepresidente de la Sociedad Española de Radiodifusión y de Prisa TV la jubilación en esta profesión llega a los 50 años. A partir de esa edad ya no son perfiles para los medios digitales. Unas palabras a la que la periodista respondió con cierta ironía diciendo: “Si yo estoy en la tercera edad (según él), Juan Luís está en la tercera, en la cuarta o en la quinta”.
Respecto a las diferencias del periodismo de aquí y el internacional hay grandes diferencias. La prensa internacional tiene otro punto de vista de lo que es la información. Saben cómo tratarla y cómo explicarla. Aquí vendemos mal la información. Es más, allí nunca publicarían lo que se publica aquí. Defienden que los becarios deberían tener las mismas oportunidades que se tenían antes pero con la crisis económica no es posible o no les interesa que sea posible.
En cuanto a los reporteros freelance es un trabajo que requiere mucho esfuerzo. Se trabaja para muchos medios de comunicación ganando lo básico para sobrevivir. Es muy triste y más aun si te dedicas a cubrir conflictos bélicos. Actualmente el enviado especial está desapareciendo no porque sea muy caro y no haya dinero. Sí lo hay pero para ese tipo de cosas no.

No hay comentarios: