jueves, 4 de octubre de 2012

Una huelga deja a Israel sin el periódico 'Haaretz'

JERUSALÉN.- El veterano diario israelí 'Haaretz' no ha salido este jueves a la calle por primera vez en 30 años. "Con esta medida, esperamos que el editor, Amos Schocken, nos haga caso de una vez y acepte negociar", señalan a elmundo.es desde el Comité de trabajadores del rotativo tras aprobar la huelga en protesta por el plan de despidos de la empresa.

"No es una medida sencilla para ninguno de nosotros, pero la experiencia nos enseña que sin lucha no hay logros y la huelga de un solo día no es nuestra última arma. Los directivos son los responsables de esta huelga. Deben negociar el volumen de recortes y despidos", advierte el jefe sindical Ariel Gottlieb.
Es la primera vez que 'Haaretz' no sale a la calle desde la huelga de los empleados de imprenta en 1983. Entonces, la protesta duró tres días. 'TheMarker', el suplemento económico del rotativo de Tel Aviv, tampoco se distribuye hoy.
En una carta a sus empleados, Schocken, el dueño mayoritario y editor, se defiende: "Nosotros no buscamos estos despidos y vosotros lo sabéis, pero para mantener el diario 'Haaretz' es necesario tomar medidas severas que no son agradables para nadie. Si el destino de 'Haaretz' es que tenga que cerrar, pues es preferible que sea ahora para no hacerlo dentro de unos meses como 'Maariv'".
"Es lamentable que a pesar de todo lo que hemos discutido, ustedes todavía no hayan asimilado la realidad empresarial en la que estamos trabajando, que ha cambiado más allá de lo conocido y que nos obliga a tomar medidas", les dijo.
Gideon Levy, una de las plumas más conocidas de 'Haaretz' por su defensa de la causa palestina, se opone a la huelga. "Tenemos derecho, pero si decidimos ir a la huelga esta noche, mañana estaremos en la misma situación. Debemos ser inteligentes y no sólo justos. Hay situaciones en los que debemos optar por la contención y reflexión. Es importante que en estos momentos de gran incertidumbre y crisis en los medios, 'Haaretz' salga a la luz", aconsejó a los trabajadores que, sin embargo, votaron (125 contra 69) a favor de la protesta.
Ideológicamente de izquierdas respecto a la política y el conflicto con los palestinos y países árabes pero conservador en materia económica, 'Haaretz' es cada vez menos influyente en Israel. Aunque aún sigue siendo una referencia en las clases más progresistas y en la élite financiera, su verdadero peso radica en su influencia en el extranjero gracias a su web en inglés. Precisamente una de las últimas medidas ha sido establecer el pago por sus contenidos en la Red.
Schocken se refirió a la crítica situación del 'Maariv', otro histórico de la prensa israelí que recientemente fue vendido tras declararse en bancarrota. Sus empleados se manifiestan diariamente ante el temor de un despido inminente y masivo. "La continuidad de 'Maariv', como la del resto de medios, es fundamental para la democracia israelí", escribe el subdirector de este diario y ex articulista de 'Haaretz', Shai Golden.
La prensa escrita israelí afronta varios obstáculos universales (crisis económica, auge de Internet en detrimento de la edición impresa, errores de directivos y periodistas, etcétera) y locales. Hoy en día, los dos principales diarios son 'Yediot Ajaronot' y el gratuito 'Israel Hayom', financiado por el multimillonario norteamericano Sheldon Adelson. Su diario, el más leído, tiene una línea más populista. Pese a contar con reconocidas plumas de la izquierda como Yossi Beilin, es considerado "el rotativo de Netanyahu". De hecho, Adelson es uno de los principales donantes del actual primer ministro.
'Maariv' y 'Haaretz' no se encuentran solos en su lucha. La cadena privada de televisión Canal 10 está a expensas de una ayuda estatal para combatir las enormes deudas que amenazan constantemente su existencia. Unos medios que necesitarán mucho dinero, imaginación y lectores/espectadores para salir del pozo.

No hay comentarios: