sábado, 6 de octubre de 2012

El ex mayordomo del Papa, condenado a año y medio de prisión

CIUDAD DEL VATICANO.- Un tribunal vaticano declaró culpable hoy sábado al ex mayordomo del Papa Benedicto XVI del robo de documentos comprometidos y lo condenó a año y medio en prisión.
 
El tribunal entregó el veredicto después de una deliberación de dos horas en el último día del juicio.
La fiscalía había pedido una condena de tres años, mientras que la defensa había solicitado la libertad para Paolo Gabriele.
Gabriele, de 46 años, fue condenado por el robo con agravantes de documentos reservados de Benedicto XVI. 
La sentencia fue leída por el presidente de Tribunal, Giuseppe della Torre, tras dos horas de deliberaciones.
Dalla Torre ha anunciado la condena a la pena de tres años y que se ha reducido a un año y medio, así como el pago de los gastos procesales por los atenuantes.
   En este sentido, el tribunal ha tomado en cuenta que Paolo Gabriele tenía "ausencia de precedentes penales, los resultados del estado de servicio en época antecedente a los hechos realizados, el convencimiento subjetivo - equivocado - indicado por parte del imputado que motivó su conducta, así como también la declaración de Gabriele de ser consciente de haber traicionado de la confianza del Santo Padre", según indica la sentencia.
   El proceso penal ha sido breve, se han realizado sólo cuatro audiencias y se ha concluido hoy el proceso penal después de la requisitoria y el arresto en mayo de 2012.
   Posteriormente, el Tribunal Vaticano indicará la modalidad de esta 'reclusión' sea en prisión, arresto domiciliario, así lo ha indicado el portavoz vaticano, padre Federico Lombardi. Además, según el procedimiento vaticano, la abogada defensora de Gabriele, Cristiana Arru, tendrá que indicar si presentará apelación o no.
   Por otro lado, ha apuntado Lombardi, Benedicto XVI estudia y ve cómo procede el proceso de cerca, por lo que no se descarta la posibilidad de que el Papa conceda la gracia.
   Asimismo, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha señalado que durante este proceso, "ha experimentado la plena independencia de la magistratura vaticana de las otras autoridades de la Santa Sede" y ha citado que ha visto "gran respecto de la Secretaría de Estado" que no ha llevado a cabo "ninguna presión ni intervenciones para condicionar el proceso".
   En esta línea, el padre Lombardi ha destacado que tiene "una impresión positiva" del proceso que ha llegado en tiempos breves a la sentencia de hoy y ha agregado que seguramente ha sido también porque "todos los elementos de la investigación formal han entrado en el proceso penal" por lo que ha permitido el desarrollo más rápido.
   También, el portavoz vaticano ha remarcado que después de esta "sentencia de primer grado a cargo de Paolo Gabriele" posteriormente se llevará a cabo el proceso de Claudio Sciarpelletti por presunta complicidad y esto se prevé "en tiempos breves".
   Asimismo ha indicado que la magistratura vaticana aún no ha cerrado el interrogatorio formal, según la sentencia del 13 de agosto pasado, por lo que se desconoce si continuarán las investigaciones.
   Al finalizar, Lombardi ha reiterado que de acuerdo a la declaración de Paolo Gabriele "no hay elementos que prueben ninguna complicidad", sino que ha sido influenciado por el "contexto ambiental" que ha madurado la iniciativa que no tenía como motivación dañar a la Iglesia.
   En este sentido, ha reiterado que Gabriele "ha sido sugestionado por circunstancias ambientales" y que Paolo Gabriele ha declarado hoy que su delito fue "motivado por con la convicción de haber actuado por exclusivo amor visceral por la Iglesia de Cristo y por su jefe visible" ha repetido "no me siento un ladrón".
   En este momento, el exmayordomo del Papa, Paolo Gabriele regresa a su casa y continua en la condición de arresto domiciliario hasta que el Tribunal comunique la pena, la abogada defensora de Gabriele, Cristiana Arru, ha calificado como "buena" y "equilibrada" la sentencia.
   Todavía no se sabe la situación administrativa futura de Gabriele, si después de cumplir su pena podrá continuar trabajando o no en el Vaticano, así como se desconoce el costo estimado que deberá pagar por los gastos procesales que marca la actual sentencia.

No hay comentarios: