martes, 13 de noviembre de 2012

El diario alemán "Frankfurter Rundschau" se declara insolvente

BERLÍN.- El diario alemán "Frankfurter Rundschau", uno de los periódicos serios más importantes de Alemania y de circulación nacional, fundado en 1945 y de orientación política socialdemócrata, solicitó hoy la declaración de insolvencia ante un tribunal de Fráncfort. 

Así lo informaron los propietarios del periódico, el grupo Dumont de Colonia y el grupo de participaciones en medios de comunicación del Partido Socialdemócrata (SPD) DDVG. 
En 2004, el DDVG salvó al "Frankfurter Rundschau" de la quiebra al adquirir una participación del 90 por ciento de la empresa. Dos años después, el grupo Dumont -propietario de varios diarios regionales- adquirió el 50 por ciento más una acción, con lo que obtuvo la mayoría de los títulos. 
En 2001 el "Frankfurter Rundschau" tenía una tirada de 190.000 ejemplares, pero luego entró una crisis. En 2007 se cambió el formato tradicional por otro más popular y, aunque el rotativo logró estabilizar su tirada en 150.000 ejemplares, no logró salir de la crisis. Por ello, desde 2011 el "Frankfurter Rundschau" tiene una redacción conjunta con el rotativo de la capital "Berliner Zeitung" que se encarga de producir ambos periódicos. 
Tradicionalmente, el "Frankfurter Rundschau" fue una de la tres cabeceras de referencia en Alemania, junto al "Frankfurter Allgemeine" y el "Süddeutsche Zeitung" de Múnich. Además, circulan a nivel nacional el sensacionalista "Bild" y "Die Tageszeitung", un diario con acogida sólo entre la izquierda alternativa. 
Su complicada situación financiera había hecho circular rumores al respecto durante los últimos meses y ahora es ya un hecho. La plantilla al completo fue convocada esta tarde a una asamblea general en la que fueron explicadas las consecuencias con más detalle. La editora DuMont ha pesentado a primera hora de la mañana la declaración de insolvencia ante un tribunal de Frankfurt, según ha confirmado un portavoz, y ha nombrado como administrador de la quiebra al abogado Frank Schmitt.
Fundado el 1 de agosto de 1945, 'Frankfurter Rundschau' fue el segundo periódico de la zona americana en la Alemania dividida. Como cabecera defensora de la democracia parlamentaria, ha sido en las últimas décadas una referencia imprescindible de línea editorial social liberal. En 2005, todavía época de bonanza, se mudó a un moderno edificio, el Colosseo, en la Plaza Walther-von-Cronberg del distrito de Sachsenhausen, junto con su nueva imprenta de última generación que en estos últimos años, con la crisis ya pisando fuerte, ha obtenido el 75% de sus ingresos imprimiendo medios de la competencia para Axel Springer AG, como por ejemplo la edición de 'Bild Zeitung' para Frankfurt.
Desde 2006 comenzó una secuencia de cambios de director, intentando dar con la fórmula para relanzar las ventas del periódico, que llevó a la redacción a duras e inútiles protestas. En una ocasión hubo de ser interrumpida la rotativa porque la portada del periódico estaba siendo imprimida con el rótulo 'Diario dependiente', con la ausencia del prefijo 'in' que la dirección achacó a "un error técnico".
En 2010 la redacción había sido reducida ya a 170 periodistas y actualmente llevaba a cabo otro recorte de casi 60 trabajadores, habiendo renunciado a sus informaciones internacionales e interregionales propias, lo que llevó a sustituirlas por información comprada a 'Berliner Zeitung'. Tras unos meses de negociaciones poco fructíferas para tratar de fusionar los dos periódicos, DuMont ha optado por la insolvencia.
A pesar de una tirada de 117.996 ejemplares, una web exitosa y una versión para tableta funcionando desde 2010, los ingresos del periódico no lograron tirar del tren de los costes. La próxima semana, el pleno del parlamento alemán debatirá la nueva ley para obligar a Google y demás buscadores a pagar a los editores por utilizar contenidos informativos ajenos o vincularlos en las búsquedas de internet, pero la ley, que posiblemente será aprobada la semana que viene, llega demasiado tarde para esa cabecera emblemática en Alemania.

No hay comentarios: