lunes, 5 de noviembre de 2012

El presunto cómplice del exmayordomo del Papa alega confusión emocional

CIUDAD DEL VATICANO.- El abogado defensor del informático Claudio Sciarpelletti, Gianluca Benedetti, ha asegurado, durante la primera sesión del juicio contra el presunto cómplice del exmayordomo del Papa, que la amistad entre ambos implicados no era estrecha. Asimismo, ha asegurado que las tres versiones diferentes sobre los hechos ofrecidas por el informático han podido ser provocadas por una confusión emocional y no por un deseo de "obstaculizar la justicia".

   Igualmente, ha solicitado al tribunal vaticano incluir el fascículo personal del trabajo realizado estos años del imputado. Al término de la sesión, el presidente del tribunal vaticano ha indicado que "no serán admitidas las evidencias relativas al tráfico telefónico y a las comunicaciones por correo electrónico entre Sciarpelletti y el exmayordomo Paolo Gabriele".
   El juicio continuará el próximo sábado, 10 de noviembre, fecha en la que podría declarar como testigo el propio Paolo Gabriele, que ha estado presente en esta primera sesión, según ha confirmado el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi. También podrían testificar el próximo sábado el comandante de la gendarmería vaticana, Domenico Giani, el vice comisario de la gendarmería vaticana, Gianluca Gauzzi Broccoletti, el mayor de la guardia suiza William Kloter y monseñor Carlo Maria Polvani.
   El juicio ha comenzado a las 9.00 horas de este lunes y se ha llevado a cabo en el aula de las audiencias del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano. El colegio de jueces está compuesto por los mismos miembros que en el juicio a Paolo Gabriele: el presidente, Giuseppe Dalla Torre, y los jueces Paolo Papanti-Pelletier y Venerando Marano.
   Sciarpelletti fue imputado el pasado 13 de agosto con sentencia del juez instructor, pero su proceso se separó del relativo a Paolo Gabriele con la ordenanza pronunciada durante la audiencia de debate del 29 de septiembre de 2012.
   El portavoz vaticano, el Padre Federico Lombardi, ha asegurado que el informático también implicado en el caso de robos de documentos reservados del departamento del Papa Benedicto XVI se encuentra en estado de libertad y estuvo presente en la primera audiencia.
   Claudio Sciarpelletti, nacido en 1964, ha prestado sus servicios a la Santa Sede desde hace 20 años, fue acompañado por su esposa sentada junto al público.

No hay comentarios: