sábado, 15 de diciembre de 2012

Piden a los rebeldes sirios que no ejecuten a una periodista ucraniana

LONDRES.- Un total de cuatro organizaciones internacionales -el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), Reporteros Sin Fronteras (RSF), el Instituto Internacional de Prensa (IPI) y ARTICLE 19- han mostrado su "profunda preocupación" por el anuncio de las fuerzas rebeldes sirias de ejecutar hoy a la periodista ucraniana Anhar Kochneva, secuestrada en octubre, si no recibían 50 millones de dólares (alrededor de 38,2 millones de euros) a cambio de su liberación, y han solicitado que no cumplan su amenaza.

Las cuatro organizaciones han solicitado esta semana al Ejército Libre Sirio (ELS) y a la Coalición Nacional de Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFORS) que garanticen que Kochneva no resulta herida y es liberada inmediatamente, en línea con el Derecho Humanitario, que protege a los periodistas que trabajan en situaciones de conflicto.
Asimismo, ha emitido un llamamiento a la Unión Europea y a los gobiernos de Francia, Reino Unido y Estados Unidos para que colaboren con la CNFORS y presionen al ELS para conseguir la liberación de periodistas. Estos tres países y la organización continental han reconocido a la coalición opositora como representante legítimo del pueblo sirio.
Kochneva, que mantuvo una línea muy crítica con los rebeldes sirios, a los que acusó de cometer actos crueles contra los civiles y los prisioneros de guerra, fue secuestrada en los alrededores de la localidad de Homs (oste).
A finales de noviembre, la periodista reveló en un vídeo que se encontraba en el país trabajando para los servicios de Inteligencia rusos, aunque el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos denunció que los rebeldes estaban intentado así justificar su secuestro.
En este sentido, las cuatro organizaciones firmantes han expresado su preocupación por la posibilidad de que la periodista estuviera hablando bajo presión en el mismo.
"Vine a Siria en enero de 2012 como periodista con un carné de identidad falso pero mi principal labor era hacer de intérprete entre oficiales sirios y sus homólogos rusos", explicó Kochneva en árabe en el vídeo, de tres minutos de duración. "Estoy aquí (en Siria) a instancias de la Inteligencia rusa", precisó, explicando que participó en operaciones del Ejército sirio en Baba Amro, Zabadani, Aleppo e Idleb.
"Me secuestraron cuando regresaba desde Tartus a Damasco con un capitán del Ejército sirio que había sido asignado para protegerme", aclaró. "Pido a los gobiernos de Rusia y Ucrania que respondan a los secuestradores", reclamó.
El 13 de noviembre, el portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano, Oleh Voloshyn, dijo que las autoridades estaban en contacto con los secuestradores, pero no quiso dar más detalles.
Sin embargo, el martes Kiev afirmó que esperaba "resultados concretos" de cara a la liberación de la periodista. En respuesta, los rebeldes publicaron un vídeo en el que amenazaron con atacar las embajadas de Ucrania y Rusia y a los ciudadanos de estos dos países e Irán presentes en el país, según informó el canal de televisión ucraniano Ukrania.

No hay comentarios: