sábado, 16 de marzo de 2013

Brasil asume responsabilidad por asesinato de un periodista

BRASILIA.- El gobierno de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, ex presa política, reconoció oficialmente que la muerte del periodista Vladimir Herzog, fallecido en 1975, fue causada por las torturas a las que fue sometido en una prisión de los servicios de inteligencia durante la dictadura militar (1964-1985).

    La ministra de Derechos Humanos, Maria do Rosario Nunes, entregó a la viuda del periodista Herzog, Clarice Herzog, un certificado de defunción en el que se indica que su fallecimiento ocurrió debido a los ultrajes a los que fue sometido en una dependencia del DOI-CODI, servicio de inteligencia dependiente del Segundo Cuerpo de Ejército en Sao Paulo.
    Con ese nuevo certificado quedó impugnado el anterior, emitido por un juez durante el régimen militar, en el cual se indicaba que Herzog se había suicidado.
    La ejecución del prestigioso periodista causó una inédita conmoción política en 1975, cuando desató una ola de protestas nacionales y en el exterior, donde se denunció que la dictadura del general Ernesto Geisel había montado un falso suicidio para encubrir a los responsables.
    Al entregar el nuevo certificado de defunción, en un acto realizado en la Universidad de Sao Paulo el viernes por la noche, Nunes recordó el papel jugado por quienes enfrentaron a la dictadura, "ellos nos trajeron hasta esta democracia a pesar de ellos nos fueron robados", publicó hoy la estatal Agencia Brasil.

No hay comentarios: