viernes, 22 de marzo de 2013

Cientos de periodistas egipcios se manifiestan contra las presiones de Hermanos Musulmanes

EL CAIRO.- Cientos de periodistas egipcios han celebrado una vigilia frente a la sede del Sindicato de Periodistas en El Cairo para denunciar los ataques contra sus compañeros registrados en los últimos días en los alrededores de la Oficina de Guía de Hermanos Musulmanes. «No aceptaremos los ataques contra las libertades», ha dicho el presidente del sindicato, Diaa Rashwan, quien ha pedido una disculpa por parte del Gobierno

«Seguiremos informando de la realidad a la gente», ha agregado. En este sentido, el presidente del Comité Nacional para la Defensa de la Libertad de Expresión, Galal Aref, ha subrayado que la legislación está siendo utilizada para controlar a la prensa, pero que los periodistas no permanecerán impasibles ante esta situación. «Los ataques contra periodistas demuestran que el régimen no quiere que informen sobre la verdad», ha valorado, según ha informado el diario egipcio «Al Ahram».
Por su parte, grupos opositores han convocado una manifestación para este día frente a la sede de Hermanos Musulmanes para protestar contra los ataques por parte de miembros del grupo islamista y las fuerzas de seguridad contra periodistas y activistas, tal y como ha recogido el diario egipcio «Al Masry al Youm». La jornada de protesta, que ha recibido el nombre de «Viernes de la Restauración de la Dignidad» ha sido convocada tras el ataque el sábado a varios manifestantes, periodistas y fotógrafos cuando un grupo de jóvenes intentaba dibujar un grafiti contra la formación islamista en los alrededores del edificio.
La Fiscalía General de Egipto ordenó el lunes el arresto de tres personas que trabajan en la Oficina de Guía de Hermanos Musulmanes por considerarlas sospechosas de las agresiones. Los sospechosos fueron identificados como Soheib Mohamed, Mostafa el Sadawi y Ahmed Abu Raia. La agresión contra los manifestantes y periodistas desencadenó dos jornadas de protestas ante la sede de Hermanos Musulmanes, que fueron dispersadas violentamente por la Policía.
El mismo sábado circuló en Internet un vídeo en el que la activista Mervat Moses es abofeteada por un miembro de la formación islamista, lo que caldeó los ánimos. En consecuencia, horas después se registraron varios enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad en los alrededores de la sede de Hermanos Musulmanes, tras los que fueron detenidos un total de 15 activistas.
En una continuación de los disturbios, el domingo pasado la Policía egipcia disparó perdigones y gases lacrimógenos para dispersar una protesta a los alrededor de 3.000 opositores a Hermanos Musulmanes que se habían concentrado frente a la sede, ubicada en el barrio cairota de Moqattam. Asimismo, vehículos policiales persiguieron a los manifestantes por las calles circundantes, deteniendo a decenas de personas, entre ellas el periodista Mohamed Rashad.

No hay comentarios: