miércoles, 15 de mayo de 2013

Fariñas desmonta la versión del régimen cubano de que el exilio es "casi fascista"

MIAMI.- El expreso político y opositor cubano Guillermo Fariñas desmontó en Miami la versión del Gobierno cubano de que el exilio es "obsoleto" y "casi fascista", cuando, por el contrario, aseguró, se trata de un diáspora con "pluralidad" de ideas y "de todas las tendencias".

Fariñas, que inició anteayer en esta ciudad una gira que le llevará por EE.UU. y Europa, aseguró que es del todo falso el "exilio que pinta y trata de transmitir el régimen cubano".
Por el contrario, el disidente cubano de 51 años afirmó que el exilio que ha encontrado en Miami responde a posiciones de pluralidad de ideas, "respeto al momento histórico que vive Cuba" y respaldo incondicional a la oposición dentro de la isla.
El régimen cubano, explicó, "te da matrices de juicio", intenta modelar la opinión nacional e internacional presentando un exilio "obsoleto" y "casi fascista", una visión que no corresponde a la realidad que ha encontrado.
En ese sentido, Fariñas, que ha podido salir de Cuba por primera vez gracias a la reforma de las leyes migratorias que entró en vigor en enero pasado, aplaudió la posición de un exilio que "pone por encima de todo la causa de la democracia en Cuba".
Dijo sentirse "sorprendido" por la "calidad y cubanía" de quienes le han acogido y expresó su satisfacción por el hecho de que las organizaciones del exilio reconozcan que "este momento histórico no es de violencia, sino de oposición pacífica".
Fariñas ha protagonizado en su lucha por los derechos humanos en Cuba una veintena de huelgas de hambre, una de ellas, en 2010, de más de cuatro meses, que le ocasionó una trombosis.
Durante su estancia en EE.UU., el también periodista independiente se someterá a una revisión médica en un hospital para que le hagan un diagnóstico más preciso de su estado de salud, algo quebrantado, que le permita tomar una decisión sobre la conveniencia o no de operarse, dijo.
Expresó además su total acuerdo con las críticas vertidas por la oposición de dentro y fuera de la isla contra el director general del Fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, quien felicitó recientemente a Fidel Castro por sus avances en la lucha contra el hambre en la isla.
"O es un persona muy ingenua o está comprado por el dinero chavista", afirmó Fariñas, para denunciar que el Gobierno cubano "usa el hambre en la isla y la carencia nutricional como una manera de control social sobre los ciudadanos".
Da Silva envió una carta al expresidente cubano en la que le felicita por haber cumplido con antelación la meta propuesta por la FAO de reducir a la mitad entre 1990 y 2015 el número de personas que pasan hambre en Cuba.
Fariñas insistió en que comprende muy bien la indignación de las organizaciones opositoras cubanas por la felicitación de la FAO al régimen. "Cualquier cubano que no sea de los grupos privilegiados cercanos al Gobierno tiene que sentirse indignado con esa manipulación", apostilló.
Reconoció que para él, como para cualquier cubano en la isla, resulta un lujo comer carne de res, que el pollo es la única carne que se puede permitir y que, aquí, en Miami, dijo con humor, la comida cubana "es muy rica", pero que está muy condimentada y le ha causado "serios problemas estomacales".
El expreso político, que aprovecha estos días para reunirse con organizaciones del exilio, visitará varias emisoras de radio de Miami y será entrevistado en canales de televisión.

No hay comentarios: