domingo, 15 de junio de 2014

La idea de una periodista que ha provocado un auténtico terremoto entre las mujeres iraníes

LONDRES.- Lo que empezó como unas inocentes fotos en público con el pelo al aire, se ha terminado convirtiendo en una auténtica revolución social en Irán y un enorme motivo de preocupación para las autoridades. 

La protagonista de esta historia es una periodista iraní de 37 años, afincada en Londres, que con un simple gesto en las redes sociales ha conseguido levantar a las mujeres de un país en un desafío sin precedentes en las últimas décadas. Su nombre es Masih Alinejad.
Y es que su idea de publicar una imagen suya sin el velo en Facebook pronto encontró respuesta en su país natal. Masih, una afamada periodista política que colabora en un programa de la televisión estadounidense, sirvió de inspiración para miles de mujeres iraníes cansadas de la falta de libertad para elegir si deben llevar el hiyab (el código de vestimenta islámico que dicta que se debe cubrir la mayor parte del cuerpo) o no.
Dentro y fuera del país ha surgido una corriente muy importante de personas que dicen que su uso debería ser algo que eligiese la propia mujer, no producto de la imposición.
Por eso centenares de ellas empezaron a llenar la página de Masih con sus imágenes sin velo y la periodista se vio obligada a crear una página en Facebook llamada ‘My Stealthy Freedom’ (Mi Sigilosa Libertad) para dar respuesta a todas estas instantáneas. La iniciativa ha sido todo un éxito y en menos de un mes ya tiene más de medio millón de Me gusta, así como cientos de fotografías.
Esta campaña ha supuesto un soplo de aire fresco para las iraníes y una forma de poder expresar lo que piensan, algo que desgraciadamente brilla por su ausencia en el país.
“Para mí era como una manifestación virtual en mi página de Facebook”, contó la periodista.
Sin embargo, esta campaña no ha gustado nada a gran parte de la sociedad iraní, acostumbrada durante décadas a un régimen férreo en el que la libertad de la mujer está siempre supeditada a los deseos del hombre. Los medios más conservadores del país ya han atacado con dureza a Masih, inventando mentiras para desestabilizarla y acusándola de drogradicción, perversión y locura.
Así, Vahid Yamimpour, un conocido comentarista de la televisión iraní, manifestó que la periodista había sido violada en las calles de Londres por tres hombres y ante la mirada de su hijo. Con esta falacia quería alertar sobre los peligros para las iraníes de ir sin el hiyab, pero no se quedó solo ahí. De hecho dijo muchas más cosas…
“Masih Alinejad es una prostituta y no una hereje como algunas personas afirman que es. No hay que elevarla al nivel de una hereje. Está tratando de compensar sus necesidades psicológicas (y probablemente financieras) reclutando mujeres jóvenes y compartiendo su fama con ellas, que aún no son prostitutas”, escribió en su página de Facebook.