domingo, 29 de junio de 2014

Mockapetris asegura que "la mayoría de cables de Wikileaks no debería haberse publicado"

GERONA.- Uno de los "padres" de Internet, Paul Mockapetris, ha destacado hoy la necesidad de mantener un equilibrio entre la privacidad y la libertad en la red, por lo que ha asegurado que "la mayoría de cables de Wikileaks no debería haberse publicado".

Según el inventor del Domain Name System (DNS) -que distribuyó la red en dominios red tan utilizados como el ".com"-, el reto al que debe enfrentarse a partir de ahora Internet es la búsqueda de un equilibrio entre la privacidad de los ciudadanos, que debe ser protegida por los gobiernos, y la transparencia.
Por este motivo, Mockapetris, que ha participado en el reciente Fórum Impulsa 2014 de la Fundación Príncipe de Girona, ha subrayado que "la mayor parte de la información que reveló Wikileaks no tendría que haber sido publicada", en un mes en que el fundador de esta organización, Julian Assange, cumple dos años asilado en la embajada de Ecuador en Londres.
"La organización de Wikileaks tenía sus disputas internas, la mayoría de la información no debería haberse publicado. El conocimiento es poder, la gente tiene el derecho de saber pero debemos proteger su privacidad", ha sentenciado.
Así, Mockapetris ha indicado que una de las motivaciones que le llevó a desarrollar el sistema DNS fue distribuir el control de la red de forma más horizontal para ceder el poder a los ciudadanos y que Internet fuera capaz de superar las fronteras gubernamentales.
"Algunos decían -ha explicado- que tenía que haber un nombre para cada país, porque ellos eran quienes debían controlarlo. No sé exactamente a quién se le ocurrió el ".com", pero mi idea era que no todo tenía que estar organizado dentro de las fronteras, y de eso estoy muy contento de que funcionara".
Mockapetris fue el que ideó, en 1983, el punto y tres letras que revolucionaron el modo de entender Internet. En la actualidad trabaja para desarrollar una nueva generación de sistemas de identidad en la red desde la empresa Nominum, cuya presidencia combina con la docencia universitaria.
El fundador del sistema DNS ha rechazado que medidas para prohibir el alcance de Internet y de las redes sociales en ciertos países, como ocurrió recientemente en Turquía con la red social Twitter, hayan funcionado. "Hay una gran variedad de leyes, y ninguna de ellas está bien para mí", comenta.
El padre de Internet ha puesto como ejemplo de control fallido el Internet gratuito de los metros subterráneos de Londres, que tiene algunas restricciones en los contenidos: "Esto no está bien, porque todo el mundo filtra el correo basura, pero estos controles deben ser usados por la gente, y no ser impuestos por los gobiernos".
"La revolución está pasando mientras hablamos, aparecen miles de nombres en las redes en este momento", ha insistido Mockapetris, que ve difícil predecir hacia dónde se dirigen las innovaciones en Internet.
Él creó un mecanismo que dio forma a la red, pero ha asegurado que esta organización debe ser replanteada en manos de las nuevas generaciones. Porque, ha subrayado, "los inventos no son más que recetas, en los que la gente quita y añade ingredientes".