martes, 8 de julio de 2014

'Aero Martí' deja de volar y emitir a Cuba, para dar paso a redes sociales

WASHINGTON.- Estados Unidos ha cancelado discretamente los vuelos de Aero Martí, una plataforma de emisión de señales de radio y televisión a Cuba muy criticada debido a su coste y discutida efectividad, para dejar paso a nuevos proyectos de redes sociales que se salten la censura del castrismo.

El programa fue definitivamente desmantelado en abril, después de haber pasado año y medio parado debido a los recortes presupuestarios obligatorios impuestos por el Congreso de Washington, según un informe publicado esta semana por el Inspector General del Departamento de Estado.
Además, La Habana había hallado un modo de bloquear la señal de Aero Martí, un programa creado por la Oficina de Emisiones a Cuba (OCB) del gobierno estadounidense para transmitir las señales de TV Martí y Radio Martí desde un avión equipado con antenas.
Pese a la limitada eficiencia del programa, entre 2006 y 2013 había costado 35,67 millones de dólares, según el Broadcasting Board of Governors (BBG), división del Departamento de Estado encargada de las emisiones patrocinadas por EE.UU. por todo el mundo.
Además de emitirse a Cuba vía satélite, desde la década de 1990 TV Martí, "la televisión que no se ve", como la han bautizado los cubanos, ha intentado llegar a Cuba desde el aire, primero con un dirigible suspendido en los cayos de Florida y luego con aeroplanos.
Pero ahora la OCB ha encontrado métodos más eficaces de enviar información elaborada por EE.UU. a los cubanos, según explicó hoy el director del departamento, Carlos García Pérez.
"Nos hemos adaptado y encontrado métodos alternos para distribuir contenidos que sean más efectivos y que tengan un mayor impacto, no nos casamos con una sola estrategia y nos adaptamos a lo que necesitan los cubanos para informarse", explicó García.
Entre los nuevos medios está la difusión de programas en un millar de DVD enviados a la isla semanalmente, la distribución de memorias USB de papel o la creación de un boletín que se distribuye a más de 75.000 direcciones de correo electrónico, pero sobre todo con la creación de redes sociales.
El precedente fue ZunZuneo, una red social móvil secreta desarrollada por la agencia de cooperación internacional estadounidense USAID, que fue suspendida al exceder la competencias de ese departamento.
Ahora, la OCB coordina un programa llamado Piramideo, que también a través de mensajes SMS, por teléfono móvil, intenta facilitar la creación de redes sociales entre los cubanos a precios asequibles y con la capacidad de hacer llegar los mensajes a grandes grupos.
Según García, "Piramideo es una herramienta muy efectiva para que los cubanos puedan tener una red social y mantener el contacto entre ellos", que funciona como un pirámide, ya que solo hay que pagar el precio de un mensaje para distribuirlo a todo un grupo de personas.
El sistema, que funciona desde hace año y medio, está alojado en un dominio .es de España desde diciembre de 2012 y ofrece sus servicios mediante un sistema de comandos sencillos.
"Noticias Martí se ha convertido en una operación multimedios, adaptada a las necesidades de la audiencia cubana y para que los cubanos tengan acceso libre al flujo de información, que les permita formarse opiniones y tomar decisiones formadas", señaló el director del OCB.