martes, 1 de julio de 2014

El PSOE propone que la 'tasa Google' se extienda a los periodistas y fotógrafos de prensa

MADRID.- El Grupo Socialista ha propuesto en su paquete de enmiendas parciales a la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que los beneficios económicos que la 'tasa Google' va a proporcionar a los editores se extiendan también a los periodistas que elaboran esas informaciones, así como a los fotógrafos de prensa.

Según el texto planteado por el Gobierno, la 'tasa Google' reconoce el derecho de las empresas editoras y de los autores de noticias de ser compensados económicamente por el uso de sus contenidos en agregadores de noticias.
Así, el PSOE va más allá y plantea la adición de un 'artículo 32 bis' al que ya contempla la ley, sobre la 'puesta a disposición del público de fragmentos no significativos de obras y prestaciones protegidas'.
El portavoz de cultura del PSOE en el Congreso, José Andrés Torres Mora, explica que el proyecto de ley incorpora un nuevo límite a los derechos de autor, un límite que se justifica por tutelar otro derecho fundamental como lo es el libre acceso a la información. "Ambos derechos se encuentran reconocidos y protegidos en la Constitución", apostilla.
Es más, sostiene que a quien se limita el derecho es al autor y a quien se garantiza el acceso es al ciudadano, mientras que se beneficia económicamente el agregador y, por esta razón, es quien debe de remunerar a su juicio a quienes se limita con estas prácticas.
En cuanto a la compensación por copia privada, que la Ley establece que ésta se cargue en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), el diputado socialista propone que lo pague quien obtiene el beneficio y perjudica. "El PSOE quiere que se mantenga la situación actual y que no se conviertan en ilegales copias que hasta ahora son legales", agrega.
Asimismo, plantea una serie de enmiendas para facilitar la transparencia y el control a las entidades de gestión que, según asegura, están apoyadas por el sector.
Sobre piratería, a través de sus propuestas, quiere intentar dar mayor seguridad jurídica tanto a los usuarios como a los titulares de derechos de propiedad intelectual, así como facilitar una mayor seguridad jurídica a ambos, defendiendo el uso legal y la promoción de nuevas formas de negocio en la Red, respetando los derechos de propiedad intelectual.