martes, 22 de julio de 2014

Prisa da entrada a un empresario mexicano en su capital

MADRID.- El grupo editorial y de medios de comunicación Prisa configurará un núcleo duro de accionistas en torno a la familia fundadora Polanco y el empresario mexicano Roberto Alcántara al tiempo que acelerará su proceso de desapalancamiento con la recompra de deuda con descuentos significativos.

En un hecho relevante publicado el martes, Prisa dijo que el grupo mexicano Occher, vinculado a Alcántara, tomará una participación del 9,3 por ciento suscribiendo una ampliación de casi 100 millones de euros.
De esta forma, Occher será el principal accionista individual de Prisa con un porcentaje del 9,3 por ciento, por delante de la familia Polanco, cuya participación en Prisa agrupada en la sociedad Rucandio se reducirá desde el 11 por ciento actual hasta el entorno del 9 por ciento tras la nueva ampliación de capital y el proceso actual de conversión de acciones de clase B en acciones de clase A.
"Rucandio y el nuevo accionista van a juntar sus acciones y controlarán juntos cerca del 20 por ciento de Prisa", dijo el presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián.
Además de la familia Polanco y el nuevo accionista, en el accionariado actual de Prisa destacan Morgan Stanley, con un 4,776 por ciento del capital; el fondo luxemburgués Monarch Master, con un 4,716 por ciento; BH Stores (de Nicolas Berggruen) con un 3,8 por ciento; Financiere de Lechiquier con un 3,396 por ciento; Inmobiliaria Carso (del empresario mexicano Carlos Slim) con un 3,234 por ciento y Fidelity, con un 1,577 por ciento indirecto declarado. Todos ellos verán diluida su participación con la ampliación.
El precio que pagará el grupo mexicano por las acciones de Prisa (0,53 euros por título) supone una prima cercana al 40 por ciento sobre el precio medio ponderado de las acciones de Prisa durante los últimos tres meses, destacó Prisa en su nota.
Las acciones de Prisa cerraron el martes con alza de un 5,8 por ciento a 0,33 euros.
Prisa dijo que destinará los fondos obtenidos a recomprar deuda a varios bancos acreedores con un descuento mínimo del 25 por ciento.
En el hecho relevante, el grupo de medios dijo que las entidades acreedoras se han comprometido a vender a Prisa antes de finales de año al menos 600 millones de la deuda de la que son titulares con un descuento mínimo del 25 por ciento.
Además de los 100 millones de euros procedentes de Occher, Prisa podría obtener fondos con la anunciada venta de su participación mayoritaria en Canal+ a Telefónica y con la desinversión en otros activos no estratégicos, explicó Cebrián.
Junto con la entrada del nuevo accionista, Prisa anunció el relevo a partir de octubre de su actual consejero delegado Fernando Abril-Martorell, que será sustituido por José Luis Sainz Díaz, responsable hasta ahora de las divisiones de radio y noticias.
"El nuevo consejero delegado tendrá un perfil menos financiero y más centrado en el negocio y la estrategia del grupo", dijo Cebrián.
El presidente ejecutivo de Prisa dijo que la nueva inyección de fondos y la recompra de deuda son un paso importante en el proceso de la reestructuración del capital del grupo. "Este proceso no está completamente resuelto, pero enfocado en su tramo final", dijo Cebrián.
Prisa tenía a finales de 2013 una deuda superior a los 3.000 millones de euros.