domingo, 27 de julio de 2014

La industria pide al Gobierno español que avance los plazos de la nueva televisión

MADRID.- El sector industrial de las telecomunicaciones ha pedido al Gobierno español que avance los plazos de los concursos de la televisión, y que defina claramente el espectro al que se deberán mover las actuales emisiones de televisión para dejar sitió a la telefonía móvil de cuarta generación.

Las mismas fuentes han señalado el escaso tiempo que tienen para mover las emisiones, ya que las operadoras de telecomunicaciones deberán de disponer del espectro que ganaron en concurso el uno de enero de 2014, y que utilizarán para ampliar la cobertura de la telefonía móvil de cuarta generación.
La supresión de nueve canales de Atresmedia y Mediaset tras la sentencia del Supremo que anuló estas concesiones, facilitarán la liberalización de este espectro para las operadoras, el llamado dividendo digital, pero los técnicos de televisión tienen muy poco tiempo para hacerlo.
Fuentes del sector han señalado que el Plan Técnico de la TDT que acaba de entregarles el Gobierno deberá pasar ahora por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, por el Consejo de Estado y finalmente por el Consejo de Ministros por lo que no se espera que se apruebe hasta mediados de septiembre.
Mientras tanto, los técnicos están realizando los trabajos preliminares y por ello piden conocer todos los detalles para ir preparando las emisoras de los canales de televisión.
Para poder ver los actuales programas de televisión, los usuarios tendrán que modificar sus antenas colectivas y tendrán que asumir el coste, según este Plan Técnico, aunque los que tienen antenas individuales lo único que tendrán que hacer será resintonizar sus canales desde el mando de la televisión.
El espectro que quede libre y que es consecuencia del cierre de los citados canales de televisión se subastará en concurso y, aunque el Gobierno no ha avanzado cuántos canales serán, si ha anunciado que se primará la televisión digital.
Fuentes del sector han señalado que según el espectro disponible, lo más probable es que salgan a concurso 4 canales de alta definición y uno estándar.
El plan prevé dejar libre, sin ningún tipo de uso, el canal 60 para evitar interferencias entre la telefonía móvil y la televisión.