viernes, 25 de julio de 2014

La Audiencia de Palma aplaza al 1 de septiembre el ingreso en prisión del periodista Alemany

PALMA DE MALLORCA.- La Audiencia de Palma ha acordado aplazar al 1 de septiembre el ingreso en prisión de Antonio Alemany, el periodista de 75 años condenado a dos y tres meses de prisión en la primera pieza juzgada del caso Palma Arena, que había solicitado una prórroga del plazo de encarcelamiento por motivos de salud.

El pasado miércoles, Alemany recogió la orden de encarcelamiento, que le concedía un plazo máximo para entrar en la cárcel de cinco días que expiraba el próximo lunes, y ayer pidió que se suspendiera el ingreso hasta septiembre, ante lo que la Audiencia pidió la opinión de las acusaciones.
Aunque la Fiscalía se ha opuesto y la Abogacía de la Comunidad Autónoma no se ha pronunciado, la sección primera del tribunal provincial ha atendido la solicitud "por entender que las causas que alega aparecen acreditadas documentalmente".
Tras recoger el mandamiento para entrar en la cárcel, el condenado afirmó: "Lo único que aspiro es a tener fortaleza ante la adversidad, si la salud y los años lo permiten".
Alemany, que atendió sonriente a los periodistas que le esperaban en la puerta del tribunal provincial, declaró entonces que se encontraba bien de salud, "lo lógico a los 75 años, un poco atropelladillo".
El periodista está condenado en firme por prevaricación, malversación y falsedad en documento mercantil por su participación en la trama que se gestó para beneficiarle irregularmente con fondos públicos cuando, entre 2003 y 2007, escribía discursos para el entonces presidente del Govern balear, Jaume Matas.
En julio de 2013 el Tribunal Supremo rebajó a dos años y tres meses la condena contra el periodista, originalmente fijada en marzo del año anterior por la Audiencia de Palma en tres años y nueve meses de prisión.
La Audiencia Provincial juzgó a Matas y Alemany, junto con el exdirector de Comunicación del Govern Joan Martorell y el empresario Miguel Romero, por falsear un concurso para pagar al periodista por escribirle discursos al presidente autonómico y compensarle además a través de una subvención a una agencia de noticias que fundó para beneficiarse de fondos públicos.
Tras la rebaja de sus condenas, la Audiencia ordenó el ingreso en prisión de Matas y Alemany y ambos solicitaron al Gobierno su indulto, lo que paralizó el encarcelamiento hasta que el pasado día 11 el ejecutivo rechazó concederles la medida de gracia.
Entonces el Gobierno remitió su decisión al Tribunal Supremo, último órgano judicial en fallar sobre los solicitantes, que a su vez lo envió a la Audiencia de Palma para que pusiera en marcha la ejecución de la sentencia.