jueves, 3 de julio de 2014

Muere a los 53 años el periodista y escritor Rafael Martínez-Simancas

MADRID.- Rafael Martínez Simancas (Rute, Córdoba 1961) ha fallecido hoy víctima de un cáncer contra el que luchaba desde 2011. Una larga batalla que narró con sensibilidad y su peculiar sentido del humor en el libro ‘Sótano octavo’, publicado a finales del pasado año. 

Periodista y escritor, publicaba sus artículos en Vocento, en las distintas cabeceras regionales a través de la Agencia Colpisa y en ABC/Madrid. Hasta el último momento, cuando la lucha contra la enfermedad fue más dura, quiso aportar su peculiar y satírica visión de la actualidad española. Su último artículo, 'Un té rojo', se publicó en las páginas de los diarios del grupo el pasado 24 de junio. 
Era también columnista de Europa Press, OTR, de El Boletin de la Tarde y de La Gaceta de Salamanca. Antes de dirigir el diario Qué! fue director del informativo y de la tertulia De Costa a Costa en Punto Radio. Con anterioridad, trabajó en la cadena SER, COPE y Onda Cero (donde hizo La Guinda con Carlos Herrera, además de ser director creativo de la cadena), y estuvo en ‘Protagonistas’, de Luis del Olmo, desde los comienzos de Punto Radio.  
Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, estudió también Derecho. En su blog, Rafael Martínez-Simancas se autodefinía como "curioso, satírico y a veces canalla, desde siempre ha hecho de su particular visión del mundo un oficio. Por ser más perverso que un ataque de colon irritable en una audiencia vaticana se ganó el apodo de ‘icono-plasta’. Precisamente con ese título comenzó a hacer comentarios en la extinta Radiocadena Española, (allá cuando los dinosaurios procreaban en la M-30)".
Además de ‘Sotano octavo’, es autor de los libros: ‘Doce Balas de Cañón’ y ‘El Amor Patético’, (Algaida); también del ensayo de humor ‘Estoy en el candelabro y otros nardos en la palabra’, ‘Corazón Rojo’ y ‘El Tiempo y la memoria’, (biografía de Julio Anguita), todos ellos publicados en La Esfera de los Libros. 
Estuvo dos ocasiones al otro lado del oficio. La primera como director de comunicación de la Consejería de Economía y Empleo de la Comunidad de Madrid, (1995), y la segunda como director de comunicación de la Plaza de Toros de Las Ventas.
Su buen hacer en radio fue reconocido con una Antena de Oro, otorgada por la Federación Española de Profesionales de Radio y Televisión. También obtuvo el premio Mesonero Romanos de Periodismo, otorgado por el Ayuntamiento de Madrid. 
Y un título que Martínez-Simancas sacaba a colación con orgullo cada vez que tenía oportunidad. Era Hijo Predilecto de su pueblo desde el año 2003.
No perdió nunca el sentido del humor, que en su opinión era una manera de afrontar la dura situación. Por eso rebautizó a las máquinas de La Paz como "cacharritos de feria".
 "Yo creo que me he montado en todos los de la feria de La Paz", relató a ABC.