viernes, 25 de julio de 2014

Rabat justifica el arresto de un periodista saharaui por "actos de vandalismo"

RABAT.- La Fiscalía marroquí de la ciudad de El Aaiún, capital administrativa del Sáhara Occidental, justificó hoy la detención del periodista y militante saharaui, Mahmud Haisan, por estar implicado en "actos de vandalismo" en la ciudad saharaui.

Según un comunicado de la fiscalía del Tribunal de Apelación de El Aaiún, Haisan fue arrestado el pasado 4 de julio tras haber participado tres días antes en "actos de vandalismo y destrucción" en El Aaiún que causaron "pérdidas materiales" en vehículos policiales y privados así como "algunos heridos" entre los agentes del orden.
Haisan se encuentra desde entonces en la cárcel local de la ciudad saharaui por órdenes del juez de instrucción, explicó el comunicado.
El militante saharaui, corresponsal de la televisión independentista RASD TV, está acusado de "obstrucción de la vía pública", "agresión a funcionarios en el desempeño de sus funciones", "degradación de bienes públicos" y "participar en una aglomeración armada".
La misma fuente negó que Haisan hubiese sufridos malos tratos por la Policía judicial y subrayó que su abogado defensor tampoco presentó un requerimiento de peritaje médico a este respecto.
Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresó recientemente su preocupación por el encarcelamiento del periodista saharaui.
Larbi Massoud, secretario general del Colectivo de defensores saharauis de los derechos humanos (CODESA), dijo a RSF que la detención de Haisan fue por la cobertura realizada durante una manifestación pacífica organizada en El Aaiún por unos saharauis durante el partido entre Argelia y Alemania, en el marco del mundial de fútbol.
En aquella manifestación los participantes enarbolaron eslóganes políticos a favor de la independencia del Sáhara Occidental, y fueron dispersados de forma violenta por las fuerzas del orden, apuntó Massoud.
Fuentes de la Wilaya (gobierno local) de El Aaiún dijeron entonces que Haisan no tiene la condición de periodista por carecer de una acreditación de prensa oficial.