jueves, 17 de julio de 2014

Suecia mantiene la orden de arresto contra Julian Assange

ESTOCOLMO.- Un tribunal de primera instancia de Estocolmo acordó mantener la orden de prisión preventiva dictada en ausencia contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en noviembre de 2010 por cuatro presuntos delitos sexuales, informó la agencia sueca de noticias TT.

El tribunal desestimó los argumentos de los abogados defensores del periodista australiano, que se refugió hace dos años en la embajada de Ecuador en Londres, después de que el Supremo británico ordenase su extradición a Suecia.
Ecuador le concedió asilo político por temor a que fuera enviado de Suecia a Estados Unidos, donde podría afrontar un juicio militar por la información confidencial difundida a través del portal de internet WikiLeaks.
Los abogados de Assange citados por los medios locales anunciaron que apelarán la decisión del tribunal, que consideró que Assange sigue siendo sospechoso de los cargos que se le imputan y que existe riesgo de fuga.
Ese fue el argumento esgrimido por la fiscalía, que instó a prolongar la orden de arresto al considerar real el riesgo de fuga de Assange, lo que impediría que fuera interrogado.
Ante el reiterado ofrecimiento de la defensa para que el periodista sea interrogado en la embajada de Ecuador en Londres, el ministerio fiscal subrayó la gravedad del caso y recordó que, ante delitos sexuales, se suele necesitar más de una vista e incluso la toma de muestras de ADN, por lo que el acusado debería estar en el país.
Thomas Olsson, abogado defensor de Assange, volvió a calificar de desproporcionada la orden de arresto, que está resultando especialmente gravosa para el periodista, privado en los últimos años de tener una vida laboral y social normal.
Assange está acusado de cuatro delitos, que él niega, contra dos mujeres cuando estaba de visita en Suecia en agosto de 2010.
El proceso ha estado rodeado de polémica sobre la solidez de las denuncias y los motivos de las demandantes, filtraciones a los medios, sustituciones de fiscales y una reapertura del caso que había sido reducido inicialmente a un delito menor.
Assange, de 41 años, fue detenido el 7 de diciembre de 2010 en Londres a petición de la justicia sueca, días después de que su portal difundiera, junto con varios periódicos del mundo, miles de cables diplomáticos confidenciales de Estados Unidos que avergonzaron a gobiernos de todo el mundo.
Tras un largo proceso judicial en el Reino Unido, durante el cual estuvo en prisión y bajo arresto domiciliario y que culminó cuando el Tribunal Supremo autorizó su extradición, el informático se refugió en la embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012 para evitar su entrega a Suecia.
Un mes después, el Gobierno de Ecuador le concedió asilo con la esperanza de que las autoridades británicas le dieran un salvoconducto para viajar a Quito, lo que no ha ocurrido.