viernes, 22 de agosto de 2014

Los padres del periodista Foley, tras hablar con el Papa, piden actuar y rezar

CIUDAD DEL VATICANO.- Los padres de James Foley, el periodista estadounidense asesinado por miembros de Estado Islámico, llamaron el viernes a rezar y a apoyar al resto de secuestrados por los combatientes del grupo extremista que opera en Irak y Siria.


"Rezamos, rogamos a la comunidad internacional que ayude al resto de los secuestrados", dijo su madre, Diane Foley, en una entrevista junto a su esposo, John, en MSNBC. "Sólo rezamos para que sean liberados", agregó.
La petición de los padres del periodista tuvo lugar tras una larga conversación con el papa Francisco, quien llamó a la pareja el jueves por la tarde para ofrecerles sus condolencias y apoyo, según el Vaticano.
James Foley, quien fue secuestrado en Siria a finales de 2012, fue decapitado por un hombre enmascarado del grupo Estado Islámico en un acto filmado en un video dado a conocer el martes y también amenazó a un segundo periodista estadounidense, Steven Sotloff.
Estados Unidos ha abierto una investigación penal por la muerte de Foley y dijo que Estado Islámico es una amenaza inminente para los intereses estadounidenses. El presidente Barack Obama también instó a formar un frente internacional unido para combatir al grupo, que aún retiene a otros rehenes.
Los padres de Foley dijeron que recibieron un "enorme consuelo" de su conversación con el pontífice, quien también está de duelo por la muerte de familiares en un accidente automovilístico en Argentina a principios de esta semana.
Un portavoz del Vaticano dijo que el Papa conversó largo rato con Diane y John Foley con la ayuda de un amigo de la familia que hablaba español.
"Fue una conversación muy larga e intensa", dijo el portavoz.
Mientras combatientes del Estado Islámico avanzan por el norte de Irak, Francisco se ha manifestado en contra de la violencia que ha causado la muerte o el desplazamiento forzoso de miles de cristianos, musulmanes chiíes y miembros de la secta yazidí.
Esta semana, el pontífice dijo que los países occidentales estarían justificados si tomaran acciones para detener esta agresión "injusta".
"El papa Francisco ama, como Jesús, como Jim. Ha entendido el corazón de Jim", dijo Diane Foley sobre su hijo, quien "sacó fuerzas de la oración" durante su secuestro.
La madre del periodista dijo que el amor y la compasión habían llevado a su hijo a cubrir el sufrimiento del pueblo de Siria, que ha estado en medio de un conflicto violento durante los últimos años.
La pareja también dijo que iba a crear una fundación en nombre de su hijo y que continuarían llamando a la acción de la comunidad internacional.
"Debemos mantenernos unidos", dijo Diane Foley. "El bien y el amor y todo lo que es libre en el mundo debe estar unido para combatir el mal y el odio", concluyó.