martes, 2 de septiembre de 2014

El Estado Islámico decapita a otro periodista de EE UU, Steven Sotloff

WASHINGTON.- Un vídeo difundido este martes por un grupo de inteligencia muestra el supuesto asesinato de un segundo periodista estadounidense secuestrado por el Estado Islámico (EI), Steven Sotloff, y la amenaza de muerte a un rehén británico, David Cawthorne Haines.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha dicho no poder confirmar la autenticidad del vídeo, difundido por el grupo Site Intelligence, pero aseguró que el Gobierno estadounidense investiga para determinar si es verídico. 
"Si hay un vídeo que se ha publicado, será analizado muy cuidadosamente por el Gobierno estadounidense y funcionarios de inteligencia para determinar su autenticidad", ha explicado Earnest a los periodistas en su conferencia de prensa diaria.
El vídeo, titulado 'Un segundo mensaje a Estados Unidos', es muy similar al difundido por el EI a finales de agosto, en el que degollaba y decapitaba al periodista estadounidense James Foley y amenazaba con matar también a Sotloff si el presidente de EEUU, Barack Obama, continuaba la campaña de ataques aéreos en Irak. Las imágenes muestran a quien parece ser Sotloff vestido con un mono naranja y arrodillado junto a un hombre encapuchado que asegura ser el mismo individuo que mató a Foley.
Antes de ser decapitado por su captor, el supuesto Sotloff se dirige a Obama para decirle que está "pagando" con su vida el precio de su "interferencia" en Irak. "¿Acaso no soy un ciudadano estadounidense? Has gastado miles de millones de dólares de los impuestos estadounidenses, y hemos perdido miles de nuestras tropas luchando contra el Estado Islámico, así que, ¿dónde esta el interés de la gente cuando volvemos a encender esta guerra?", indica el presunto Sotloff.
El hombre encapuchado dice después, dirigiéndose a Obama, que ha "vuelto" debido a la "arrogante" política del gobernante estadounidense contra el EI y sus ataques para defender la presa de Mosul en Irak.
Se cree que Sotloff, de 31 años y nacido en la ciudad estadounidense de Miami, fue capturado en agosto de 2013 cerca de la frontera entre Siria y Turquía. A lo largo de su carrera trabajó como periodista autónomo para medios como Time, World Affairs y Christian Science Monitor desde países como Libia, Yemen o Siria.
El pasado miércoles, la madre de Sotloff difundió su propio vídeo para pedir al líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, que liberara a su hijo y no le castigara por los "pecados de otros", argumentando que era un simple periodista que cubría el "sufrimiento de los musulmanes a manos de tiranos".