viernes, 5 de diciembre de 2014

Luke Somers, el periodista secuestrado por Al Qaeda, muere en el rescate

SANÁ.- El rehén estadounidense Luke Somers, capturado por Al Qaeda, fue hallado hoy muerto por el ejército de EEUU en una operación que pretendía rescatarlo, informó una fuente de la Inteligencia yemení, pese a que el Ministerio de Defensa yemení había informado previamente de su liberación.


El cadáver del periodista presentaba un orificio de bala cuando fue hallado por el ejército estadounidense, antes de que pudiera rescatarlo en un operativo efectuado por tierra y aire de manera conjunta con las fuerzas yemeníes, añadió la fuente.
El ciudadano sudafricano Pierre Korkie, secuestrado por Al Qaeda en mayo de 2013, también murió hoy durante la operación que los ejércitos yemení y estadounidense llevaron a cabo para rescatar a rehenes en manos de esa organización terrorista, informó una fuente de seguridad.
El cuerpo de Somers se encuentra actualmente en manos de las autoridades estadounidenses, que se llevaron el cadáver de la zona donde se realizó la operación, lo que indujo a confusión al Ministerio de Defensa sobre el paradero de Somers, agregó la fuente.
La filial yemení de la organización terrorista Al Qaeda amenazó el pasado 4 de diciembre en una grabación de vídeo con matar a Somers, cuyo rescate fue intentado, también sin éxito, en noviembre por las autoridades estadounidenses, según reconoció el mismo día la Casa Blanca.
En el vídeo, el dirigente de Al Qaeda en la Península Arábiga, Naser bin Ali al Ansi, leyó un comunicado en el que aseguró que Estados Unidos conocía perfectamente sus exigencias y le dio un plazo de tres días para satisfacer sus demandas.
Sobre la operación de rescate autorizada por Obama en noviembre, la portavoz de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, detalló que fue "coordinada" con el Gobierno del Yemen y ejecutada por fuerzas estadounidenses y de ese país.
En ese operativo, fueron liberadas ocho personas, entre ellas un saudí y un etíope, y el Ministerio de Defensa yemení precisó entonces que Somers, un sudafricano identificado como Pierre Korbie y un británico habían sido cambiados de lugar dos días antes.
Al Qaeda opera en las provincias del sur y el este del Yemen, incluida la de Shabua, donde cuenta con la protección de las tribus locales.
Los secuestros de extranjeros son frecuentes en Yemen y Al Qaeda ha recaudado en los últimos tres años decenas de millones de dólares por el pago de rescates a cambio de la liberación de los rehenes.