martes, 16 de diciembre de 2014

Casi 12.000 periodistas españoles han perdido su empleo desde 2008

MADRID.- Un total de 11.875 personas que trabajaban en medios de comunicación perdieron su puesto de trabajo en los últimos seis años (2208-2014) en España, según el Informe de la Profesión Periodística 2014 que ha realizado la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y que fue presentado este martes.

En conjunto, hasta primeros de noviembre de 2014 se destruyeron 2.412 puestos de trabajo, lo que representa un 20% del total de los desaparecidos desde el comienzo de la crisis; un porcentaje elevado pero algo menor que el 29% que se registró en 2013.
El sector televisivo fue el más castigado, al igual que en 2013, año en que dejó sentir todo su impacto la reducción de plantilla de Radio Televisión Madrid. Además, el estudio ha incluido en 2014 los despidos que produjo el cierre de la Radiotelevisión Valenciana (RTVV), que se produjo el año pasado. El informe también destaca que desde el inicio de la crisis se ha registrado el cierre de 364 medios.
Ante este panorama, el 59,6% de los 2.167 periodistas encuestados confesó que el aumento del paro y la precariedad laboral que provoca es el principal problema de la profesión periodística en 2014, con 10 puntos más (49,6%) que en 2013. Le siguen la falta de independencia política o económica de los medios en los que se trabaja, con el 11,5%; la mala retribución del trabajo periodístico, con el 10,6% (el segundo en importancia para las mujeres), y la falta de rigor y neutralidad en el ejercicio profesional, con el 6,3%, al igual que el año pasado y en idéntico orden.
Por lo que se refiere a las condiciones salariales y laborales (traslados de sedes, horarios, ventajas sociales…), el informe de la APM concluye que éstas han empeorado. Por ejemplo, el porcentaje de encuestados de los que trabajan en periodismo contratados que han experimentado reducciones de salarios en sus medios pasó del 76,3% en 2013 al 85,1% en 2014; y entre los que trabajan en comunicación corporativa contratados, el porcentaje de los que experimentaron reducciones salariales pasó del 61,2% al 73,3%.
Por lo que atañe a las condiciones laborales de los autónomos, el informe alerta de que se observa una precarización y un deterioro, y en este caso, el empeoramiento es similar para quienes trabajan en periodismo y para los que lo hacen en comunicación corporativa. Prácticamente la mitad de los encuestados autónomos que se encuentran en esta situación perdieron la condición de trabajadores fijos, y dos tercios de ellos han visto reducirse sus niveles salariales. De hecho, el 65% de los autónomos periodistas y el 60% de los autónomos de comunicación vieron disminuir sus ingresos en más de un 30%.