jueves, 4 de diciembre de 2014

China refuerza la supervisión sobre la conducta de periodistas

PEKÍN.- - China instó a sus grupos de medios de comunicación a que acaten las leyes y reglamentos cuando lleven a cabo su trabajo y que mantengan la supervisión sobre los reporteros.

Las organizaciones periodísticas de todos los niveles deben cerrar las oficinas locales que incumplan los estándares y destituir a empleados reclutados ilegalmente, dice una declaración emitida por el Departamento de Publicidad del Comité Central del Partido Comunista de China, la Administración Estatal de Prensa, Publicaciones, Radio, Cine y Televisión y la Oficina Estatal de Información de Internet.
"Algunos grupos periodísticos tienen demasiadas oficinas locales y emplean a personal a través de canales no oficiales, lo que da como resultado frecuentes actos ilegales que minan severamente el espíritu del periodismo, perjudican la autoridad y credibilidad de las noticias y conducen a graves consecuencias sociales", se dijo en la reunión.
Los sitios de internet periodísticos clave supervisados por las autoridades centrales deben obtener la aprobación para establecer sitios adicionales para regiones locales. Los sitios de internet u oficinas ilegales deben ser cerrados a más tardar a fines de marzo.
A China le preocupa el fraude periodístico. En abril, las autoridades revocaron la licencia de un periódico por solicitar acreditaciones de prensa con documentos de personal ilegales y por venderlas a personas no calificadas involucradas en chantaje.
Los casos de periodistas que exigen dinero para encubrir historias negativas o para publicar algunas que sean promocionales, en gran parte inventadas, han ocurrido con frecuencia.