viernes, 26 de diciembre de 2014

El semanario 'Ahora', Vs. 'El Independiente' / Joaquín Abad *

El nuevo proyecto de semanario en papel y digital, Ahora, promovido por el conocido periodista Miguel Angel Aguilar y Soledad Gallego-Díaz -desvinculada posteriormente-, ya tiene director, González Férriz, y fecha de salida: 10 de abril del próximo año 2015. 

Se define como revista de información política, económica y cultural. La versión impresa, de pago, se pondrá a la venta en el circuito tradicional de kioscos y tendrá un formato sábana. El digital, imagino será similar a los cientos de medios on-line cuyo diseño poco importa. Importa el contenido, claro. Se anuncia como una web con muros de pago. Algunas informaciones estarán en abierto, gratis, y otras sólo para suscriptores. Se explica, desde el principio, que no priorizará la actualidad sino el análisis de temas importantes.

El periódico de Miguel Angel me recuerda aquel otro que fundó Pablo Sebastián en el año ochenta y siete, también en formato sábana y contenido político y económico, que a los dos años lo convirtió en diario y fue comprado por la ONCE de Miguel Durán, por encargo del PSOE, para cerrarlo de forma inmediata en el 91 ya que molestaba al gobierno de Felipe González. Al parecer nunca fue rentable. Como no lo será Ahora, aunque como la experiencia nos ha enseñado, muchos de estos proyectos se inician con la intención de que su contenido moleste tanto al poder que alguien de instrucciones de que se compre para cerrarlo.

Porque en pleno siglo XXI lanzar un periódico en formato sábana en el kiosco, no tiene ni pies ni cabeza. Ese formato, gigantesco, era una imposición de las antiguas rotativas que fueron aprovechadas para imprimir periódicos. En cuanto fabricaron rotativas adaptadas a un formato más cómodo, como el tabloide, se acabó con la sábana. Puede que el lector de ochenta años se atreva a leer en sábana, pero un joven de treinta, acostumbrado a las nuevas tecnologías, lo dudo.

Parece que la definición del producto del semanario está provocando la desvinculación de algunos de sus fundadores. A la marcha de Soledad Gallego-Díaz se suma la de Miguel Mora, que no continúa a pesar de que el proyecto ya contaba con 120 inversores con participaciones de 3.000 euros cada uno, entre los que se encuentran prestigiosos profesionales del periodismo, así como empresarios y políticos. 

Miguel Mora tenía claro el deterioro del periodismo ya que afirmaba que “En este momento, mi impresión es que los periódicos funcionan más como un gabinete de prensa que como un contrapoder”, y se posicionó claramente contra la información gratis en internet.

Dentro de unos días se inaugurará el nuevo medio de Pedro J. Ramírez editado por la mercantil Nohacefaltapapel, S.L, que parece tener más claro por dónde va este negocio de la información. En cualquier caso, dentro de unos días lo vamos a comprobar. Por lo menos en este caso el proyecto estará dirigido por uno de los periodistas más valientes cuya trayectoria ha marcado la reciente historia de España, con investigaciones que han provocando caídas de gobiernos y metiendo en la cárcel a cientos de políticos corruptos.


(*) Periodista y editor de www.muyconfidencial.com