jueves, 22 de enero de 2015

El museo Hergé cancela una exposición homenaje a 'Charlie Hebdo' por motivos de seguridad

BRUSELAS.- El museo dedicado al dibujante belga Hergé, creador de Tintín, en la localidad de Lovaina la Nueva, ha cancelado, por motivos de seguridad, una exposición de homenaje a la revista satírica francesa 'Charlie Hebdo' tras el atentado que sufrió el 7 de enero. La exhibición iba a abrirse al público este jueves y se anuló tras una reunión de urgencia de los responsables del museo con la policía el miércoles por la tarde.

Durante este encuentro, en la que también participó el alcalde de Lovaina la Nueva, la Policía informó a los responsables del museo de las medidas de seguridad extra que tendrían que adoptar si abrían la muestra: control y limitación del acceso a una sola entrada y presencia permanente de dos personas en la sala dedicada a 'Charlie Hebdo'. La Policía también detalló los posibles riesgos a los que debía prestar atención el personal del museo.
"A la luz de estas informaciones, hemos decidido no abrir nuestra exposición este jueves en la medida en que podría suscitar inquietud, tanto entre el personal del museo como entre los habitantes de Lovaina la Nueva", ha anunciado el director del museo, Nick Rodwell, en un comunicado. La decisión podría revisarse, ha agregado, "si en los próximos días o semanas disminuye el nivel de alerta".
"La idea de este homenaje se nos ocurrió de forma espontánea desde que se conocieron los acontecimientos ligados a 'Charlie Hebdo'", ha explicado el director del museo. "Un homenaje de Hergé, que fue también caricaturista, a los caricaturistas asesinados sobre una página en blanco", ha señalado.
Las fuerzas de seguridad belgas desarticularon el pasado 15 de enero en Bruselas y otras ciudades del país una red de yihadistas, algunos de los cuales acababan de regresar de combatir en Siria, que pretendía cometer atentados de forma inminente, matando a policías en la calle o en comisarías. En un tiroteo durante las redadas murieron dos yihadistas en la localidad de Verviers. La fiscalía belga asegura que esta célula no está vinculada a los ataques contra 'Charlie Hebdo'.