sábado, 17 de enero de 2015

Hollande apela a la libertad de expresión tras las protestas

PARÍS.- El presidente de Francia, François Hollande, defendió hoy la libertad de expresión como unos de los principios y valores franceses, tras las protestas surgidas en varios países contra las caricaturas del profeta Mahoma publicadas por el semanario satírico "Charlie Hebdo".

"Hay tensiones en el exterior, donde las poblaciones no comprenden lo que es el compromiso con la libertad de expresión", comentó Hollande desde Tulle, en el sur de Francia, transcurrida más de una semana de los atentados yihadistas de París.
El jefe del Estado francés subrayó que "Francia tiene principios y valores" entre los que destaca "la libertad de expresión", pero recordó que en los Estados donde se han registrado protestas contra el semanario atacado, como Pakistán, Jordania, Líbano o Níger, son "países que Francia ha apoyado en la lucha contra el terrorismo".
Varios países han mostrado en los últimos días su disconformidad contra las nuevas caricaturas publicadas por "Charlie Hebdo", cuyas oficinas fueron mortalmente atacadas el pasado 7 de enero por dos terroristas islámicos.
Entre los países en los que se han celebrado manifestaciones contra la publicación se cuenta Níger, donde cuatro personas murieron ayer en los enfrentamientos antifranceses en la ciudad de Zinder, en el centro-oeste del país.
Mientras, la Policía de Níger ha vuelto a intervenir por segundo día consecutivo para dispersar violentas protestas en la capital, Niamey, contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo, reciente objetivo de un ataque yihadista que costó la vida a 12 empleados por publicar viñetas de Mahoma.
Ayer, al menos un agente de Policía y tres civiles fallecieron en la ciudad nigerina de Zinder, la segunda más importante del país, mientras las fuerzas antidisturbios se vieron obligadas a proteger el Consulado de Francia en la capital.
De momento no se tiene constancia de víctimas en las manifestaciones de hoy, pero sí algunos daños materiales en dos vehículos policiales, que han sido incendiados.