domingo, 11 de enero de 2015

La FIP y la FEP, en primera línea en la manifestación de París hoy por la libertad de expresión

BRUSELAS.- La Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Federación Europea de Periodistas (FEP) han participado hoy en la gran marcha organizada en París en repulsa del ataque terrorista perpetrado contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo el pasado miércoles. 

Como ya lo hicieran el pasado martes y miércoles, la FIP y la FEP han acompañado hoy a sus sindicatos afiliados franceses – SNJ, SNJ-CGT y CFDT – en esta gran marcha ciudadana  organizada en la capital gala, y que ha congregado a varios cientos de miles de periodistas, políticos y ciudadanos.

Los secretarios generales y los representantes de los sindicatos de periodistas ingleses e irlandeses (NUJ), italianos (FNSI), españoles (FAPE y Fesp) y belgas (AJP) han querido participar personalmente en esta gran concentración.

“El atentado contra Charlie Hebdo es un ataque contra la prensa y contra la libertad de información, uno de los pilares de la democracia », ha precisado el presidente de la FIP, Jim Boumelha. “Es por tanto un ataque contra la democracia. Y como consecuencia no es sólo un problema de un país, de Francia, sino de todos los países democráticos ».

« Tras este drama, quisiera volver a plantear la cuestión de la seguridad de los periodistas hoy en día. Interpelamos a todos los jefes de Estado y de los distintos gobiernos presentes hoy en París para que combatan eficazmente la impunidad de la que se benefician los autores de los crímenes ejercidos contra los periodistas. La FIP persigue más que nunca este objetivo para que sean arrestados, juzgados y castigados ».

« A pesar de sentirme herido a título personal tras la desaparición de nuestros colegas, quiero unirme hoy a esta gran movilización en París, pero también en el resto de Francia ayer y en el mundo entero después del pasado miércoles”, ha añadido a su vez el secretario general adjunto de la FIP, el francés Anthony Bellanger. 

“Este acto nos hará a los profesionales de la información todavía más fuertes en este momento confuso. Una vez pasada la emoción de la movilización, debemos continuar nuestras acciones para que las libertades de prensa y de información sobrevivan. Se trata esencialmente un compromiso para todos los ciudadanos del mundo”.