viernes, 9 de enero de 2015

Muere el periodista valenciano Enrique Martínez Ballester a los 95 años

VALENCIA.- Este viernes ha fallecido en Valencia, donde vivía en una residencia de ancianos junto a su esposa Elia Suñer en el suburbio metropolitano de Rocafort, el prestigioso periodista nacido en la localidad de Anna, Enrique Martínez Ballester, que también se había licenciado en Derecho durante su juventud en la Universidad Literaria valenciana. Deja, además, de viuda, una hija, varios nietos y algunos bisnietos dada su avanzada edad pues ya tenía 95 años.


En su ejercicio del periodismo durante 50 años fue redactor jefe y subdirector de Levante (y en determinadas fechas director en funciones), director de Información de Alicante y co-fundador, junto con José María Cruz Román, de COPE Valencia, en la que también fue redactor jefe. Igualmente ha estado vinculado a la redacción de la antigua Hoja del Lunes de Valencia y a la junta directiva de la extinta Asociación de la Prensa Valenciana.

Martínez Ballester formaba equipo en la sucursal valenciana de la Prensa del Movimiento con otras legendarias figuras del periodismo valenciano como Justo de Ávila, Daniel Ansuátegui, José Molina Plata, Ramón Ferrando, Norberto Piñango, Francisco Valenzuela, Luis Vidal o José Barberá Armelles, padre de la actual alcaldesa de la ciudad y también periodista.Y su discípulo predilecto, José Luis Benlloch.

Como representante de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España, en febrero de 1980 integró la delegación española en apoyo de la sesión de la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa celebrada luego en Madrid.

Como persona de profundas convicciones religiosas y profesional íntegro, en los últimos años fue reconocida su trayectoria por diversas instancias, entre ellas la Fundación COSO, radicada en el Colegio Mayor 'La Alameda', en diciembre de 2008.

Al cumplir los noventa años de edad, un grupo de periodistas jubilados, que se reunía mensualmente en almuerzo de confraternidad, también le rindió un homenaje al maestro.

Por su matrimonio, Enrique Martínez Ballester ha estado vinculado casi toda su vida a Cárcer, donde su familia poseía una casa por la que han pasado decenas de periodistas de la Comunidad Valenciana desde los años 60 del siglo XX.

El duelo se celebra en la intimidad por expreso deseo del fallecido, que será incinerado mañana, aunque en los próximos días se oficiará un funeral público por el descanso eterno de su alma.

(En su casa de la avenida Fernando el Católico, en Valencia, con uno de sus discípulos en el verano del año 2011)