martes, 24 de febrero de 2015

Internet llega a medio millón de personas en zonas montañosas españolas gracias al satélite

MADRID.- - Más de 500.000 personas sin acceso digital en cientos de municipios rurales españoles pueden operar ya en Internet gracias a una infraestructura de acceso vía satélite ofrecida por el operador de servicios Quantis, según ha anunciado su director general, Aquilino Antuña.

Esta compañía pretende que ciudadanos, agricultores y empresarios puedan comunicarse y trabajar "en el ámbito rural español como si estuvieran en la ciudad", mediante una conexión de hasta 22 megabytes, con la cual hasta "las zonas más recónditas del país puedan disfrutar de la vertiente 'online' de las comunicaciones".
De esta forma, Quantis pretende acabar con la denominada "brecha rural" y así suprimir la mala calidad en el acceso a la web o la falta de cobertura, pues son un "freno real" para el desarrollo de las zonas más despobladas o con difícil orografía de la geografía española.
La compañía inició sus servicios de conexión a Internet por satélite en 2010, momento en el que sus técnicos se dieron cuenta de la necesidad de facilitar el acceso web en las zonas con pueblos pequeños de cien o doscientos habitantes.
Los datos del Instituto Nacional de Estadística corroboran la existencia de ese medio millón de personas que "no tienen ni tendrán" acceso a Internet a través de las operadoras de cable.
Se trata de zonas como las regiones más montañosas o despobladas del norte de España, desde los Pirineos hasta Galicia, donde se han instalado antenas en lugares únicamente accesibles mediante un vehículo con tracción 4x4.
Según Antuña, en este caso "el satélite es la mejor opción" porque esta tecnología no presenta problemas de cobertura: basta con apuntar el dispositivo hacia el cielo para captar la señal, con precios que, además, ya son equiparables a los servicios convencionales.
"Los habitantes de estos núcleos rurales alucinan" porque no entienden cómo han estado desconectados de Internet tanto tiempo "si la solución era tan sencilla como instalar una antena parabólica de 70 centímetros", según ha explicado el director de la empresa.
El uso de la web es especialmente útil desde el punto de vista económico pues "hay miles de empresarios rurales que viven y trabajan todavía en la era pre Internet, para los que mandar un correo electrónico o acceder con el móvil a la cuenta del banco es algo fuera de su alcance", ha advertido Antuña.
Ese retraso en la conexión web de las zonas rurales ha limitado hasta ahora la competitividad de sus empresas frente al entorno europeo ya que Internet "es una pieza clave en la actividad de cualquier negocio actual".