domingo, 15 de febrero de 2015

Obama se deja querer por los nuevos medios para ganarse a los jóvenes

WASHINGTON.- El presidente de EEUU, Barack Obama, se siente cada vez más cómodo con el uso de medios de comunicación no tradicionales para "vender" sus políticas, especialmente entre los jóvenes, y el último ejemplo ha sido protagonizar un divertido vídeo para la publicación digital Buzzfeed.

Titulado "Cosas que todos hacemos pero nunca contamos", el vídeo se convirtió de inmediato en una sensación en la red, con más de 23 millones de reproducciones en apenas 24 horas desde que Buzzfeed lo colgó el jueves en su cuenta de Facebook.
Obama hace casi de todo en el vídeo: con gafas de sol gesticula frente al espejo, se hace un "selfi" con el correspondiente brazo extensible y practica lanzamientos ante una canasta de baloncesto invisible.
El objetivo último del vídeo es animar a los jóvenes a contratar los nuevos seguros médicos de la reforma sanitaria promulgada en 2010, el mayor logro en política interior de Obama, quien practica ante el espejo un discurso al respecto, no sin trabarse varias veces.
El último plazo abierto para contratar esos seguros se cierra hoy domingo, y para la Casa Blanca es "más efectivo" hacer algo así que "poner un aviso en (la web) whitehouse.gov o mandar 10, 15 ó 20 tuits al día", argumentó Erik Wemple, experto en medios de comunicación, en The Washington Post.
Andrew Gauthier, productor ejecutivo de la división de vídeo de Buzzfeed, explicó a The Hollywood Reporter que Obama se tomó con muy buen humor toda la grabación, desde el "selfi" hasta reirse de sí mismo frente al espejo.
"Fue una oportunidad para él de divertirse un rato (...) Estuvo totalmente involucrado", detalló Gauthier.
De hecho, al final de la grabación, cuando Obama dice "Yolo" (acrónimo en inglés de "You only live once" - "solo se vive una vez"), se escuchan risas de fondo porque esa parte fue completamente improvisada por el presidente.
Ante la enorme difusión, algunos comentaristas, especialmente en medios conservadores como la cadena Fox, se apresuraron a criticar que la divulgación del vídeo con las "caras tontas" del presidente ante el espejo se produjera poco después de la confirmación de la muerte de la cooperante estadounidense Kayla Mueller, rehén del Estado Islámico (EI).
En marzo pasado, Obama también quiso promocionar entre los jóvenes la inscripción en los seguros médicos de su reforma sanitaria con una entrevista en el programa satírico del actor y comediante Zach Galifianakis, que se transmite en la popular web "Funny or Die".
El presidente estadounidense dio la talla y aguantó bien el tipo ante las preguntas envenenadas del actor, protagonista de la saga cinematográfica de humor "The Hangover".
Durante la entrevista, el actor le preguntó sobre qué se siente "al ser el último presidente negro" de EEUU y Obama contraatacó: "¿En serio? ¿Qué se siente al ser la última vez que hablas con un presidente?".
Al final de la conversación Obama pulsó un botón, un telón de fondo cayó y quedó al descubierto que la entrevista se grabó en la Casa Blanca.
"¿Usted ha estado grabando estos shows aquí en la Sala Diplomática? ¿Quién le dio permiso?", increpó Obama a Galifianakis, que respondió tímidamente: (El presidente George W.) "Bush".
Más recientemente, dos días después del tradicional discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso que ofreció en enero, Obama se sentó con tres celebridades de YouTube para una entrevista en directo con esa red social.
GloZell Green, conocida por sus extravagantes experimentos, Bethany Mota, que da consejos de maquillaje y decoración, y Hank Green, creador de vídeos de tecnología y ciencia, pusieron en algún apuro al presidente con preguntas inteligentes y se hicieron un "selfi" con él.
La estrategia de contar con los medios digitales es obra en gran parte de Dan Pfeiffer, uno de los asesores más cercanos a Obama y quien, antes de dejar su cargo a principios de marzo, prevé emitir una serie de recomendaciones para que la Casa Blanca siga dejándose querer por los internautas.