sábado, 21 de marzo de 2015

Assange seguirá en la embajada ecuatoriana mientras EEUU investiga a WikiLeaks

WASHINGTON.- Julian Assange, fundador de WikiLeaks, probablemente permanecerá en la embajada ecuatoriana en Londres, donde está refugiado, mientras las autoridades estadounidenses llevan a cabo una investigación criminal sobre la página, dijo uno de sus abogados.

Las especulaciones respecto a que abandonaría la embajada aumentaron después de que las autoridades suecas se ofrecieran la semana pasada a interrogarlo en la sede diplomática por acusaciones de delitos sexuales, abandonando su insistencia de que el australiano fuera a Estocolmo a responder en una investigación sobre un incidente en 2010.
Assange se negó a volver a Suecia, argumentando que Estocolmo lo enviaría a Estados Unidos donde podría enfrentarse a un juicio. El australiano, de 43 años, niega las acusaciones, que no están relacionadas con la publicación de documentos militares y diplomáticos clasificados de Estados Unidos hace cinco años.
Michael Ratner, un abogado estadounidense que representa a Assange y a WikiLeaks, dijo que si el fundador del sitio dejaba la embajada, donde ha permanecido durante más de 1.000 días, probablemente fuera arrestado por las autoridades británicas y corría el riesgo de ser extraditado a Estados Unidos.
"Incluso si el caso sueco fuera descartado, Reino Unido arrestaría a Assange por dejar la embajada argumentando violaciones de las condiciones de fianza o algo similar", dijo Ratner. Washington con seguridad buscaría su extradición, agregó.
Ratner dijo que un reciente fallo judicial reveló que el FBI y el Departamento de Justicia realizaban una "investigación de varios temas" de WikiLeaks y que ocurría desde "al menos cinco años".
Otra fuente legal cercana a Assange dijo que el australiano permanecerá en la embajada ecuatoriana hasta que Estados Unidos termine una investigación con un jurado de acusación sobre WikiLeaks.
Joshua Stueve, portavoz de la oficina del fiscal de Estados Unidos en Alexandria, Virginia, dijo que la investigación sobre WikiLeaks continuaba abierta. Otras fuentes legales comentaron que no se habían presentado aún cargos criminales contra Assange.
Las acusaciones de delitos sexuales contra Assange fueron presentadas por dos mujeres simpatizantes de WikiLeaks que lo ayudaron durante una visita a Suecia.
Las autoridades británicas declinaron decir lo que harán si Suecia cierra su investigación sobre Assange y si éste intentara abandonar la embajada ecuatoriana.