lunes, 7 de septiembre de 2015

El Kremlin tacha de discutibles las críticas de Snowden a la represión rusa en Internet

MOSCÚ.- El Kremlin tachó hoy de discutibles las críticas vertidas por el exanalista de la CIA, Edward Snowden, sobre las medidas adoptadas por las autoridades rusas contra la libertad de expresión en internet.

"Es una declaración muy discutible, pero al mismo tiempo él tiene su punto de vista. Sí, en este caso vive en Rusia, pero eso no significa que esté obligado a algo. Tiene su opinión y la expresa", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, a medios locales.
Peskov subrayó que Snowden, reclamado por la Justicia de Estados Unidos y asilado en Rusia desde hace más de dos años, no es la primera persona que critica las restricciones que afrontan los usuarios rusos de internet.
"Efectivamente, es un debate que está sobre la mesa. Es algo absolutamente normal", dijo.
Al recibir el premio Bjornson de la Academia Noruega de Literatura y Libertad de Expresión, Snowden describió esas medidas como "esencialmente erróneas".
"Es algo erróneo en Rusia y lo sería en cualquier lugar. He sido bastante crítico en el pasado y lo seguiré siendo en el futuro", dijo Snowden, quien no dudó en expresar su "decepción" y "frustración" por la involución de las libertades en este país.
Snowden criticó el hecho de que el Gobierno ruso intente controlar cada vez más el contenido en la red, incluso aspectos individuales de la vida de las personas.
Y rechazó las explicaciones de los servicios secretos de los países sobre que limitan las libertades individuales exclusivamente para proteger a los ciudadanos de atentados terroristas.
Además, reconoció que nunca pensó en que hoy sería libre tras desvelar una trama de espionaje masivo por parte de los servicios secretos estadounidenses.
"Pensé que estaría en prisión. No esperaba recibir premios", comentó.
Recientemente, la Administración norteamericana denegó el perdón a Snowden, al que conminó a regresar a EEUU y sentarse en el banquillo de los acusados ante un jurado popular.
Washington acusa a Snowden de poner en peligro la seguridad de Estados Unidos al robar y desclasificar información secreta, de esconderse en un país, Rusia, "con un régimen autoritario" y de eludir las consecuencias de sus actos.
El exagente de la Agencia de Seguridad Nacional, que llegó a Moscú en junio de 2013 procedente de Hong Kong con la intención de dirigirse a algún país latinoamericano, recibió hace un año permiso de residencia en Rusia para un plazo de tres años.
Según su abogado, ha encontrado trabajo en Rusia en el sector de la tecnología de la información, aunque por motivos de seguridad su paradero se mantiene en secreto.