domingo, 25 de octubre de 2015

Calleja y Zafra: "Los medios impresos aún tienen su redefinición como asignatura pendiente"


MADRID.- Juan Zafra y Braulio Calleja son los directores de bez.es, un nuevo medio que aterriza con la intención de eliminar el ruido informativo. Llega en pleno auge de los digitales y sus fundadores saben de la importancia de hacerlo bien porque es difícil que "todos los nuevos jugadores sobrevivan".

Estos dos viejos conocidos del periodismo y la comunicación relatan cómo nace la idea de este proyecto que apuesta porque otra de sus señas de identidad sea la codirección ya que, aseguran, "nadie está en posesión de la verdad".
Aunque se muestran convencidos de que "el futuro se escribe en digital", son de los que piensan que los medios impresos tienen su espacio y una enorme relevancia si bien creen que deben redefinirse.
Calleja ha trabajado en Cambio 16, La Gaceta del Norte, Antena 3 Radio, La Vanguardia y ha colaborado con Univisión, tras lo que dio el salto del periodismo a la comunicación y hasta hace pocos meses ha sido el director de comunicación de la Universidad Complutense.
Su "partener" ha desarrollado su carrera en medios como RNE, El País, se ha dedicado a producción de contenidos y a la comunicación corporativa e institucional, campo en el que ha sido asesor en la secretaría de Estado de Comunicación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

P: ¿Cómo surge la idea de este nuevo proyecto?
R: bez.es es el resultado de varios años de reflexión y de conversación sobre el periodismo y la comunicación entre dos profesionales que coincidimos en los planteamientos, las aspiraciones y las motivaciones.
P: Nacen en un momento de auge de los medios digitales ¿Qué va a encontrar el lector que no tenga en los demás? ¿Cuáles serán sus señas de identidad?
R: La principal seña de identidad de bez.es es que huye del ruido informativo. Nuestra apuesta se basa en seis historias al día bien trabajadas, marcadas por el rigor y la profundidad. Otra de las cuestiones clave tiene que ver con la continuidad de los temas. Consideramos fundamental seguir las historias y profundizar en ellas cada día desde perspectivas diferentes.
P: ¿Hay lugar para tantos medios digitales?
R: Evidentemente y aunque cada uno de los nuevos medios cumple su papel, es complicado que todos los nuevos jugadores en el tablero de juego sobrevivan. Es por ello muy importante hacer las cosas bien y ofrecer historias de calidad. Esa es la principal materia prima.
P: ¿A qué responde la codirección de este proyecto?
R: Partiendo de que nadie está en posesión de la verdad, entendemos que la codirección es la mejor manera para dirigir un proyecto como bez.es. Es, además, otra de las señas de identidad de este medio.
P: Su modelo de negocio se basa en la publicidad digital ¿Es viable actualmente subsistir sólo con esa vía de financiación?
R: A nuestro juicio, sí es viable esta fórmula para financiar a bez.es. Bien es verdad que hay otros caminos que también hemos emprendido en este proyecto como los productos 'premium' basados en la especialización del contenido y el patrocinio.
P: ¿Qué papel tendrán las redes sociales en bez.es?
R: No tendrán, tienen. En un contexto como el actual, es evidente que estas plataformas cumplen un doble rol para un proyecto periodístico como el nuestro. Por un lado, contribuyen a la difusión de nuestros contenidos, pero esencialmente son un excelente canal para la conversación, para la interacción con nuestros lectores. Convertir esa conversación en conocimiento es el paso natural en el que ahora nos encontramos.
P: ¿Cómo ha cambiado internet y las redes sociales el desempeño de la profesión?
R: Lo ha cambiado completamente. Y desde dos enfoques. Por un lado, estas plataformas nos permiten a los periodistas acceder a personas a las que a veces no podríamos acceder de otra manera y, por otro, nos facilitan establecer una relación directa y cercana con nuestra audiencia.
P: ¿Están sustituyendo las redes sociales al periodismo profesional?
R: Rotundamente, no. Son herramientas que ayudan al periodista a desempeñar su trabajo diario y que, como acabamos de decir, tienen enormes potencialidades para el profesional.
P: ¿Han sabido adaptarse los medios españoles a las nuevas audiencias y tecnologías?
R: No se podría generalizar ni en el sentido negativo ni en el positivo. En el caso de los medios tradicionales, algunos lo han hecho mejor que otros. Sin embargo, los nuevos medios que han nacido en los últimos años en un escenario completamente diferente sí han asumido los cambios que ha experimentado el periodismo y la profesión con la llegada de Internet y las tecnologías.
P: ¿Creen que Internet acabará con los medios clásicos o que sobrevivirán?
R: Si bien el futuro se escribe en digital, los medios impresos tienen su espacio y una enorme relevancia. No obstante, aún tienen una asignatura pendiente: su redefinición.
P: A raíz de la crisis que ha experimentado el sector, ¿piensan que se ha visto menoscabado el pluralismo informativo en España?
R: Todo lo contrario. La aparición de nuevos medios (no solo digitales, sino también otros en formato impreso) han contribuido a ampliar la oferta informativa, y por ende la pluralidad.