martes, 15 de diciembre de 2015

AI urge a firmas tecnológicas a rechazar la influencia de China en internet

PEKÍN.- Amnistía Internacional (AI) urgió hoy a las firmas tecnológicas a que rechacen la influencia de China en la gestión global de internet, ya que Pekín podría mermar la libertad de expresión y exacerbar los abusos de derechos humanos, ante la II Conferencia Mundial de Internet que se inicia mañana en este país.

"El Gobierno chino rige uno de los sistemas de censura de internet más represivos del mundo", señaló AI en un comunicado.
El presidente chino, Xi Jinping, inaugurará mañana la conferencia en la ciudad oriental china de Wuzhen, donde se espera la asistencia de más de 2.000 participantes de unos 120 países, entre ellos los primeros ministros ruso, Dmitri Medvédev, y kazajo, Karim Masimov.
"Tras el pretexto de la soberanía y la seguridad, las autoridades chinas están intentando reescribir las reglas de internet para que la censura y la vigilancia se conviertan en una norma en todas partes", señala Roseann Rife, directora de Investigación de Asia oriental de AI, en el comunicado.
Este urge a compañías tecnológicas como Apple, Google, Facebook, LinkedIn y Microsoft a "estar preparadas a decir no al régimen represivo de internet en China y a poner a las personas y los principios antes que a los beneficios".
La organización señala que las autoridades chinas ya han intentado en al menos dos ocasiones imponer su criterio sobre la red a empresas y países extranjeros.
La primera ocasión fue durante la celebración de la I Conferencia Mundial de Internet, que tuvo lugar en Wuzhen (este) en noviembre de 2014, cuando el Gobierno chino intentó en vano que compañías firmaran una declaración que instaba a la comunidad internacional a "respetar la soberanía de internet de todos los países".
La segunda vez ocurrió cuando Xi Jinping propuso durante su viaje a EEUU el pasado septiembre que compañías tecnológicas firmaran una declaración que subrayaba compromisos como "no dañar la seguridad nacional de China".
AI también destaca el uso que China hace de internet para reprimir los derechos y libertades en el país, y cita el caso del prominente abogado chino Pu Zhiqiang, juzgado ayer por alteración del orden público e incitación al odio étnico debido a una serie de comentarios irónicos que realizó a través de redes sociales.
Desde que Xi llegó al poder, según AI, cientos de personas han sido detenidas solo por expresar su opinión en internet.
Por su parte, un editorial de la agencia oficial Xinhua critica hoy con vehemencia el sistema de gestión de internet de EEUU y cuestiona su "libertad" recordando casos como el del exagente de la Agencia de la Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos Edward Snowden, que reveló un entramado de espionaje en ese país.
"Ha llegado el momento de reestructurar el control global de internet", indica Xinhua, y apuntilla que, "guste o no", nadie puede ignorar a los 668 millones de internautas chinos.
La conferencia, que se celebrará del 16 al 18 de diciembre, ha restringido el acceso a algunos medios extranjeros, como The New York Times, y no ha respondido a las solicitudes de asistencia de muchos otros, según pudo comprobar.