martes, 15 de diciembre de 2015

La ONU pide generalizar el acceso a internet para combatir las desigualdades

NUEVA YORK.- La ONU llamó hoy a seguir ampliando el acceso a internet en todo el mundo con el fin de combatir la desigualdad de oportunidades que actualmente se da entre personas en países ricos y pobres y entre hombres y mujeres.

"Debemos mantenernos centrados en acabar con la brecha digital, incluida la brecha digital de género", defendió el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, en la apertura de una reunión para examinar la aplicación de las políticas acordadas en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.
Ban recordó que en los países desarrollados el 80 por ciento de los hogares tienen acceso a internet, mientras que en las naciones en desarrollo sólo disponen de él uno de cada tres.
Además, apuntó también a las diferencias de género, pues en el mundo hay conectadas 200 millones de mujeres menos que hombres.
"Tenemos que superar estas brechas", insistió el jefe de la ONU, que recordó que las nuevas tecnologías son clave para impulsar el desarrollo.
Como ejemplo, destacó el "enorme potencial" que los móviles y la banca por internet presentan para los 2.000 millones de personas que no disponen de acceso a soluciones bancarias, una situación que les cierra todo tipo de oportunidades.
Esa necesidad de combatir las desigualdades en el acceso a internet fue uno de los puntos centrales de muchas de las intervenciones en la primera jornada de la reunión de dos días que se celebra en la sede de la ONU y en la que participan representantes de todo el mundo.
"Conectar a los desconectados sigue siendo una gran prioridad. Los precios más bajos de la conexión, dispositivos más baratos y nuevas tecnologías hacen de este objetivo no sólo un sueño a largo plazo para los más desfavorecidos, sino una meta razonable y alcanzable", explicó el comisario europeo para la Agenda Digital, Günther Oettinger.
Al mismo tiempo, subrayó, está apareciendo el riesgo de una "nueva brecha digital" entre quienes tienen acceso a la banda ancha y sus nuevos servicios y quienes disponen de tecnologías más antiguas.
Como ejemplo, señaló que el acceso a la telefonía móvil en África es "relativamente bueno", pero en banda ancha el continente sigue muy por detrás.
"Necesitamos asegurar que todo el mundo, sin importar su situación geográfica y sus limitaciones socioeconómicas tenga acceso equitativo y asequible, derechos, protección y libertad para usar las tecnologías de la información y la comunicación para lograr beneficios económicos y sociales", dijo el ministro surafricano de Telecomunicaciones, Siyabonga Cwele.
Cwele, que intervino en nombre de los países en vías de desarrollo que forman parte del Grupo de los 77 y China, defendió también la necesidad de más transparencia y democracia en el gobierno de internet.