lunes, 14 de diciembre de 2015

Periodistas de Hong Kong expresan su preocupación por la compra del diario SCMP

HONG-KONG.- La Asociación de Periodistas de Hong Kong (HKJA) expresó en un comunicado su "preocupación" por la compra del diario South China Morning Post, uno de los más importantes de la excolonia británica, por la multinacional china del comercio electrónico Alibaba.

La adquisición "pondrá aún en más compromiso la libertad de prensa Hong Kong", señaló en su cuenta de Facebook la asociación, que ya llevaba meses denunciando una merma del derecho a informar en el territorio desde las protestas prodemocracia ocurridas en la ciudad en 2014.
La HKJA recuerda que, tras anunciarse la compra, el vicepresidente ejecutivo de Alibaba, Joseph Tsai, aseguró en una carta a los lectores de SCMP que la operación no iba a afectar la independencia del diario pero al mismo tiempo admitió que su firma quiere que éste "extienda un diferente ángulo sobre China".
"La actual cobertura no es completa ni sana, porque siempre contiene el ángulo occidental, y espero que podamos usar otro ángulo, más objetivo, para estudiar a China", afirmó Tsai.
Estas declaraciones, opinó el comunicado de la asociación de reporteros hongkoneses, alientan el temor a que ese "otro ángulo" se traduzca en mayores restricciones a la información sobre el gigante asiático que puedan elaborar los corresponsales del SCMP.
El diario, con más de un siglo de historia, es uno de los pocos medios que aúna un espíritu crítico con el régimen comunista, aprovechando las mayores libertades de prensa que hay en Hong Kong respecto al resto de China, con el uso de periodistas chinos con un conocimiento local y profundo de la realidad de ese país.
Otra preocupación que ha despertado la compra es que Alibaba, una de las mayores firmas del sector tecnológico en el planeta, use el diario como plataforma publicitaria de sus actividades empresariales, algo que Tsai también intentó negar en una entrevista publicada por el propio diario hongkonés.
"La gente no tiene que preocuparse, la política editorial será determinada por los editores, no sólo a la hora de cubrir Alibaba sino con el resto de compañías", aseguró, e indicó que llenar el diario de artículos elogiosos con la firma sería algo tan descarado que los lectores lo notarían.
También destacó que los nuevos dueños mantendrán la edición en papel del diario, pese a los problemas económicos que arrastra en los últimos años, aunque también trabajarán en desarrollar una mejor versión digital, que actualmente es de pago pero según adelantó podría pronto empezar a ser gratuita.