miércoles, 6 de enero de 2016

L'Osservatore Romano lamenta la portada del semanario francés 'Charlie Hebdo'

CIUDAD DEL VATICANO.- El periódico L'Osservatore Romano, del Vaticano, lamentó hoy la portada del semanario satírico francés Charlie Hebdo en la edición especial divulgada con motivo del primer aniversario del atentado terrorista ocurrido en la sede de la publicación.

En la primera página de Charlie Hebdo, que sacó a la venta cerca de un millón de ejemplares, aparece una imagen de Dios con un fusil kalachnikov, un hábito manchado de sangre y con el título: "1 año después, el asesino aún corre".

L'Osservatore Romano considera lamentable el dibujo e indica que "el semanario francés olvida una vez más cuánto los líderes religiosos de cualquier pertenencia están repitiendo desde hace tiempo para rechazar la violencia en nombre de la religión".

En este sentido, recordó las palabras reiteradas en diversas ocasiones por el papa Francisco, quien sostiene que usar a Dios para justificar el odio y la violencia es una auténtica blasfemia.

Con el título La fe manipulada, el rotativo de la Santa Sede señala que "lo de Charlie Hebdo muestra la triste paradoja de un mundo cada vez más atento a lo políticamente correcto, al punto de ser ridículo, pero que no quiere reconocer o respetar la fe de los creyentes sin importar cuál sea su religión".

Asimismo, hizo referencia a la reacción del presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán, Anouar Kbibech, quien estimó que la imagen "hiere a todos los creyentes de las diferentes religiones: es una caricatura que no ayuda, en un momento en el que necesitamos encontrarnos flanco a flanco".

El 7 de enero de 2015 dos hombres enmascarados y armados irrumpieron en el edificio del semanario, y bajo el grito de "Alá es grande" abrieron fuego contra los presentes, lo que provocó la muerte de 12 personas.

En días posteriores ocurrieron otros ataques en diversos puntos de la capital de Francia, por lo que el total de fallecidos ascendió a 17.

El presidente galo, François Hollande, descubrió ayer varias placas en recuerdo de las víctimas, como parte de los varios homenajes previstos esta semana para conmemorar el primer aniversario de la tragedia.

Los sucesos de Charlie Hebdo abrieron un año marcado por las amenazas terroristas en la nación francesa y que terminó con unos nuevos atentados en París el 13 de noviembre -con el saldo de 130 muertos-, considerados los peores de la historia nacional.