jueves, 4 de febrero de 2016

El futuro de Assange: qué puede pasarle este viernes

LONDRES.- El fundador de Wikileaks, Julian Assange, se ha apuntado este jueves un tanto importante: según varios medios británicos un panel de Naciones Unidas establecerá que ha sido "detenido arbitrariamente". Estas dos palabras suponen un soplo de aire fresco para su meta, la de conseguir que salir de la Embajada de Ecuador en Londres después de 1.332 días y que ello no implique ser detenido nada más poner un pie en la calle.

De ser esta la decisión del grupo de expertos de la ONU, será un pequeño gran paso para Assange, que, sin embargo, no define todavía su futuro. ¿Qué puede pasar ahora? De todo: desde que logre su tan ansiada libertad después de más de tres años y medio encerrado hasta que termine cumpliéndose su peor pesadilla, la que le pone entre rejas y le enfrenta a múltiples juicios. Estos son los escenarios.
Si Assange tiene un buen día recibirá la noticia que espera: la de que la ONU le da la razón y ratifica que su detención ha sido arbitraria. Si esto se produce, el fundador de Wikileaks ya ha dicho lo que hará: "Si yo prevalezco y se dictamina que las partes estatales han actuado de manera ilegal, espero la devolución inmediata de mi pasaporte y el final de nuevos intentos de arrestarme".
Sin embargo, pese a la evidente victoria moral que supondría para la causa de Assange, no hay que olvidar un factor importante: el fallo del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias no es vinculante desde un punto de vista jurídico. Por lo tanto, si pone un pie en la calle, tal y como están las cosas las autoridades británicas podrían detenerle.
Ante lo que pueda pasar, el Gobierno de Reino Unido ya se ha cubierto las espaldas y ha subrayado que el fundador de Wikileaks no está detenido, sino que ha evitado precisamente su arresto de forma "voluntaria". De ahí que el Gobierno de David Cameron haya recordado que sobre Assange sigue pesando una denuncia por violación y una orden de arresto europeo, lo que implica una "obligación legal" de detenerlo y extraditarlo a Suecia.
  
ABANDONA LA EMBAJADA Y NO ES DETENIDO

Este sí que sí es el escenario favorito de Assange. Supondría que ha vencido, que la ONU le ha dado la razón y que, como pide, una vez conocido el fallo, se le devuelve su pasaporte y no se lleva a cabo ningún intento de detenerlo.  
Pese a que la posición del panel no es vinculante a nivel legal, en el pasado se ha pronunciado sobre la legalidad de encarcelamientos y detenciones en otros casos anteriores, logrando la libertad de algunos de los afectados. Esto hace que los medios británicos indiquen que si la ONU falla a favor de Assange, éste podría alegar que esa decisión es significativa y esa conclusión aportaría fuerza, moral y legal, a sus argumentos.
Sin embargo, este tercer escenario es, sin duda, el menos probable.
  
ABANDONA LA EMBAJADA Y ES DETENIDO

Ahora el peor, peor de los casos. La ONU falla en su contra y Assange cumple su palabra y se entrega a las autoridades o la ONU le da la razón, sale a la calle y le detienen. Pues bien, si el fundador de Wikileaks sale a la calle, ya se sabe qué va a pasar: las autoridades británicas van a detenerle.
La Policía británica ha advertido de que "la orden de arresto sigue en vigor" y, por tanto, detendrá a Assange si abandona la legación diplomática ecuatoriana. Entonces, con el fundador de Wikileaks fuera de dicho espacio... será detenido y extraditado a Suecia, como ha indicado el Gobierno de Cameron. 
Por su parte, los fiscales suecos también se han preparado el terrero y han indicado que la decisión de la ONU no tiene un impacto formal en la investigación en curso por violación contra éste. "La declaración del Grupo de Trabajo no tiene un impacto formal en la investigación en curso, conforme a la legislación sueca", ha informado la Autoridad Fiscal en un comunicado. "El fiscal responsable del caso está de viaje y no ha podido adoptar una posición sobre el último acontecimiento", ha añadido.
En Suecia tiene pendiente una investigación por presuntos delitos sexuales, por lo que allí se enfrentaría al juicio.
  
DE SUECIA LE LLEVAN A EEUU

Este sí que es peor, del peor, del peor de los casos... En realidad, el propio Assange lo ha dicho muchas veces: cree que la denuncia por presunta violación no es más que el paso previo a ser extraditado a EEUU. Allí, en territorio estadounidense, los abogados de Assange temen que sea juzgado por espionaje.