martes, 2 de febrero de 2016

Fallece Elías Ros Garrigós, primer locutor de 'Radio Murcia' y decano de los periodistas radiofónicos murcianos

MURCIA.- Elías Ros Garrigós, delineante del Ministerio de Defensa y primer locutor de Radio Murcia, ha fallecido en las últimas horas a los 97 años. Vinculado a la emisora desde su fundación como Estacion EAJ-17 en agosto de 1933, estaba retirado de hecho desde hace muy poco tiempo pero su voz seguía siendo inconfundible para los miles de oyentes que aún sabían identificarla. También trabajó durante 18 años en Radio Albacete cuando lo destinaron como funcionario a esa ciudad, concretamente a la base aérea de Los Llanos, entre 1940-1958.

Decano de los periodistas murcianos, conjuntamente con su hermano, Juan Ros Garrigós, ha sido un referente en la vida social de Murcia. Ambos destacados locutores de Radio Murcia, entre otras ocupaciones profesionales (Elías era delineante del Ejército del Aire por oposición, últimamente destinado en la base aérea de Alcantarilla, Escuela de Paracaidismo 'Menéndez Parada'), Juan Ros Garrigós fue el primer presentador del Certamen de Habaneras, de Torrevieja, Alicante, aunque posteriormente Elías tomo esa responsabilidad.
Es imposible imaginar la Semana Santa de Murcia de esa época sin la voz de Juan o de Elías. Sus retrasmisiones por la radio (Radio Murcia EAJ-17) son ya un referente histórico para todos los murcianos. El otro hermano, José María (fallecido en 2008), no tuvo las mismas aficiones. También destacaron los programas radiofónicos de Elías en directo por Navidad recogiendo en esas fechas ayudas en la calle para los más necesitados.
La última vez que se pudo escuchar su voz en público fue en La Gala de los Oyentes de Radio Murcia, con motivo del 80º aniversario de esta emisora en  el Teatro Circo de esta ciudad el 30 de mayo de 2013, donde Elías Ros recitó La Cansera, del poeta murciano Vicente Medina, como sólo él sabía hacerlo, accediendo al escenario por su propio pié aunque ayudado por una hija.
Elías Ros era reconocido por la difusión de las costumbres y tradiciones murcianas, hasta el punto de que la ciudad le dedicó una calle, y por ser un hombre de vasta cultura y dilatada experiencia profesional en la radiodifusión local y provincial.
En 2009 la Asociación de la Prensa de Murcia le impuso la Insignia de Oro de la entidad. Ya en 1987 había escrito el libro 'Garay en mi recuerdo', su homenaje personal al pintor murciano que tanto admiraba desde su afición a la pintura como amateur y del que fue discípulo hasta llegar a ser un acuarelista de excepción.
Hombre bueno y excelente compañero, su porte impecable hasta el final lo definían como todo un caballero. En octubre de 2012 recibió el premio "Mayor del Municipio de Murcia", coincidiendo con el Año Europeo del Envejecimiento Activo.
Padre de tres hijas, abuelo de seis nietos y bisabuelo de otros siete niños, Elías Ros era, además, jubilado del Cuerpo Especial de Delineantes del Ejército del Aire y de Radio Murcia, de la Cadena SER. Decano de los periodistas radiofónicos murcianos, era licenciado en Arte Dramático y diplomado en Periodismo.
A lo largo de sus muchos años de trayectoria radiofónica, fue pionero en las retransmisiones de las procesiones de la Semana Santa murciana o de la Romería de la Vírgen de la Fuensanta, patrona de la ciudad y Huerta de Murcia, y destacó por sus programas especiales, radio-teatro, guiones, campañas radiofónicas y crónicas de toda índole. 
Además de dar nombre a una calle del municipio de Murcia, entre otras distinciones, poseía la Cruz al Mérito Aeronáutico, la Antena de Plata de la ARTV, la Medalla de Oro de Radio Murcia y la Insignia de Oro de la Asociación de la Prensa de Murcia.
Hombre de profunda fé religiosa comprobada, pertenecía a la Orden Seglar de los Dominicos y fue el impulsor de la celebración de la misa en honor al patrón de los periodistas, San Francisco de Sales.
El sepelio tendrá lugar esta tarde, tras oficiarse una misa corpore in sepulto a las 16:00 horas en la parroquia de San Juan de Ávila, en Murcia, con su traslado al cementerio de Nuestro Padre Jesús.