miércoles, 10 de febrero de 2016

Suecia enviará nueva solicitud a Ecuador para interrogar a Assange

ESTOCOLMO.- Suecia anunció hoy que enviará una nueva solicitud a Ecuador para interrogar al periodista e informático australiano Julian Assange, luego de que Quito rechazara una petición anterior a causa de errores formales en el documento.

De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía, se prepara un texto renovado para solicitar la entrevista al fundador de Wikileaks, quien permanece asilado por más de tres años en la embajada ecuatoriana en Reino Unido.

Hace algunas semanas, el canciller de la nación suramericana, Ricardo Patiño, explicó que se rechazó la petición anterior pues el documento tenía tachaduras, lo que consideró una falta de respeto.

El anuncio de hoy ratifica la postura de Estocolmo de no aceptar un dictamen emitido la semana pasada por un panel de las Naciones Unidas que calificó de detención arbitraria la situación actual de Assange, para quien poner un pie fuera de la sede diplomática significaría una detención inmediata por parte de las autoridades británicas.

De acuerdo con el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, las varias maneras de privar de libertad al programador constituyen formas de detención arbitraria.

La entidad pidió respeto para la integridad física y libertad de movimiento del periodista, además de defender su derecho a una compensación por las afectaciones soportadas, incluido el daño a su salud y la imposibilidad de recibir atención médica en un hospital.

El australiano permanece asilado en la embajada para evitar ser extraditado a Suecia, donde lo acusan de supuestos delitos sexuales que él niega, y afirma son una estratagema para luego entregarlo a Estados Unidos.

Washington lo persigue a raíz de la publicación en Wikileaks de miles de documentos secretos que ponen en evidencia las violaciones cometidas por el gobierno norteamericano en cuestiones como las guerras de Iraq y Afganistán.

Desde el inicio Assange mostró su disposición de colaborar con la justicia para resolver el conflicto, pero Estocolmo se negó a tomarle declaraciones en Londres y ello paralizó el caso durante años, mientras solo ahora está dando pasos para llegar a un arreglo en este sentido.

Pese al fallo del grupo de la ONU favorable al informático y las demandas internacionales de respetar tal decisión, Suecia y Reino Unido comunicaron que el dictamen no tiene impacto en el caso y persisten en su intención de procesarlo.

En rueda de prensa en Quito, Patiño estimó que la postura de Londres y Estocolmo constituye una nueva evidencia de la persecución política contra Assange.