jueves, 17 de marzo de 2016

Desaparece un periodista chino tras comentar una carta crítica con Xi Jinping

PEKÍN.- Un conocido periodista chino, Jia Jia, se encuentra desaparecido desde el martes, cuando iba a tomar un avión con destino a Hong Kong desde Pekín, y familiares y amigos temen que esté en manos de las autoridades por una carta que comentó con un compañero y que pedía la dimisión del presidente chino, Xi Jinping.

Así lo explica el famoso bloguero y amigo del periodista, Wang Wusi, en un mensaje que Wang difundió en una aplicación de mensajes por móvil.
El bloguero dice que "se sospecha" que la desaparición de Jia tiene algo que ver con su interés por una carta que, firmada de forma anónima por "miembros leales al Partido Comunista", pide la dimisión de Xi Jinping.
La misiva fue colgada en el portal Wujie News, ligado al Gobierno, el pasado 4 de marzo, la víspera del inicio de la sesión anual del plenario del Legislativo chino, si bien fue retirada poco después.
Según explica Wang, Jia conoció la existencia de esta carta a través de comentarios de amigos sobre ésta en Wechat (el WhatsApp chino) y contactó con el director ejecutivo del portal, Ouyang Hongliang, con quien trabajaba en el pasado.
Poco después, las autoridades encargadas de censurar contenido en internet interrogaron a Ouyang y al parecer éste comentó que la primera noticia que había recibido de la carta había sido por boca del periodista, apunta el bloguero.
Poco después, familiares de Jia en la provincia central de Shaanxi fueron también interrogados, añade.
Según se pudo confirmar, el periodista chino fue al aeropuerto de Pekín para coger un vuelo a Hong Kong pero nunca aterrizó en la isla, y tampoco ha aparecido hoy en una charla a la que estaba previsto que asistiera.
Jia reside actualmente en Hong Kong y es una figura muy conocida de los medios de comunicación. Ha trabajado como editor y columnista para varios medios, y desde hace poco imparte clases en una universidad del sur de China.
La misiva contra Xi empieza admitiendo ciertas mejoras gracias a la campaña anticorrupción del presidente, pero enseguida arguye que, debido a la concentración de poderes de Xi -la mayor de un líder chino desde Mao Zedong-, "estamos experimentando problemas sin precedentes".
Políticamente, denuncia que Xi "ha debilitado el poder de todos los órganos estatales", entre ellos el del primer ministro, Li Keqiang; en el plano diplomático, señala que su abandono de la fórmula de Deng Xiaoping de "ocultar la fuerza" ha fallado, y pone como ejemplo la crisis norcoreana o el giro de EEUU hacia Asia.
En el plano económico, cita la crisis de las bolsas o el exceso de capacidades de la industria como señal de fracaso, y en el ideológico y cultural apunta que su "énfasis en que el Partido sea el apellido de los medios" ha impactado a la población.
"En consecuencia, camarada Xi Jinping, sentimos que no posee las cualidades para liderar el Partido y la nación en el futuro, y creemos que ya no es adecuado para el puesto de Secretario General", zanja.