jueves, 3 de marzo de 2016

"El periodismo de agencia es el más difícil,sacrificado y elemental", afirma José María Apezarena

MADRID.- El periodista y actual editor de El Confidencial Digital, José Apezarena, que acaba de publicar el libro "Los periodistas del pisotón. La epopeya de Europa Press", defiende el periodismo de agencia como el "más difícil, sacrificado y elemental".

Para este periodista navarro, el trabajo de las agencias de noticias no se reconoce lo suficiente porque "casi nunca" se habla de ellas, sino de las grandes cabeceras, las radios y las televisiones.
Apezarena explica que su nuevo libro recoge la historia de los "pisotones" o exclusivas que Europa Press ha dado a lo largo de su historia, y asegura que lo ha escrito para que "quede constancia" de lo que se trabajó informativamente en los años de la Transición y el comienzo de la democracia.
"Las agencias son unas grandes desconocidas del trabajo periodístico" ya que mayoría de las veces sus autores no firman sus noticias con nombre y apellido, sino con las iniciales al final del texto.
Según ha dicho, el periodismo de agencia es "el comienzo del periodismo" porque es buscar información, pero también cree que es "el más difícil porque nadie te da hecho nada" mientras que en otros medios "ya partes con algo" por su propio sustrato.
"También es el más sacrificado porque el periodista de agencia es el gran anónimo para el público", ha subrayado Apezarena, que ha resaltado, sin embargo, que este periodismo ha permitido a muchos medios publicar grandes exclusivas que procedían de una agencia.
Y ha añadido: "Es el periodismo básico, el más elemental, el que quiera empezar a ser un periodista, lo mejor es que comience en una agencia".
En su nueva obra, Apezarena, que fue redactor jefe de Europa Press, recuerda también la apuesta de esta agencia por una información libre y abierta, y dedica el libro a Antonio Herrero Losada, director de la agencia hasta 1992, que fue quien les enseñó "la búsqueda de la información propia, el rigor informativo, la veracidad, y la urgencia".